Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el ayuntamiento aprueba una fiscalidad 'anticovid' y aumenta el ibi al puerto hasta llegar al 1%

Castelló amplía hasta el 30 de junio de 2021 la suspensión de tasas por ocupación de vía pública

22/10/2020 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Castelló ha anunciado este jueves un paquete de nuevas medidas fiscales para 2021 dirigidas a paliar los efectos de la emergencia sanitaria y social de la covid-19 y que incorpora modificaciones en diferentes ordenanzas para introducir criterios para una fiscalidad más social, basada en la progresividad fiscal y la proporcionalidad; más verde, que incentive las iniciativas a favor de la sostenibilidad; y anticovid, con medidas para paliar la crisis generada por la pandemia y para incentivar la actividad económica.

El primer teniente de Alcaldía, David Donate, ha recordado que el gobierno municipal aprobó medidas fiscales desde la declaración del estado de alarma  para ayudar a familias, personas autónomas y pymes a paliar los efectos económicos. "Hoy presentamos un nuevo paquete y modificaciones en ordenanzas fiscales con el claro objetivo de continuar paliando la situación de crisis provocada por la pandemia, incentivar la actividad económica e introducir una fiscalidad más verde y progresiva", ha indicado.

En este sentido, Donate ha explicado que se ampliará hasta el 30 de junio de 2021 la suspensión de las tasas por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local por ocupaciones de vía pública (mesas y sillas en terraza), la de licencia de apertura de establecimientos y la de mercados extraordinarios. "Ampliamos esta medida al primer semestre de 2021 para reducir el impacto de la crisis en sectores como el de la hostelería y restauración y ayudar a la revitalización de la economía local", ha recalcado. Una modificación que ha sido aprobada en la Junta de Gobierno Local de este jueves.

Por otro lado, ha anunciado una reducción del gravamen del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) que pasará del 3,50 al 3,25". "La actual situación exige ajustar impuestos como este como medida de impulso a las personas emprendedoras", ha comentado. Donate también ha avanzado la modificación de la ordenanza del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica para ampliar los años de bonificación a los vehículos con distintivo ambiental hasta diez años, dependiendo del número de plazas y tipo de etiqueta.

Reducción del 70% en los vados

El segundo teniente de Alcaldía, Ignasi Garcia, ha asegurado que "siempre hemos defendido una fiscalidad progresiva y progresista. Esto es fácil de entender: que aporte más quien más tiene”. El concejal ha apuntado que en esta línea se han posicionado también la Comisión Europea, Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional y el gobierno del Botànic", puesto que "en los momentos de más dificultad, es necesario hacer esfuerzos para beneficiar al conjunto de la población".

El edil ha anunciado una reducción de casi el 70% para los vados de personas con movilidad reducida, que pasan de costar 390 euros anuales a 130 euros. Este es "un paso más por la inclusión de las personas con diversidad funcional y también la respuesta a una demanda de los colectivos de personas con discapacidad y vida independiente”. Por otro lado, Garcia también ha comunicado que el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de PortCastelló pasa a ser del 1% (55.000 euros más en relación a 2020). "Una subida modesta, pero que permitirá dotar al ayuntamiento de más recursos para hacer frente a la pandemia", ha apuntado. El regidor ha recordado que el puerto obtiene grandes beneficios y que esta aportación beneficiará a toda la ciudad.

Recargo del 50% a los grandes tenedores

Por su parte, el tercer teniente de Alcaldía, Fernando Navarro, ha destacado que las nuevas ordenanzas fiscales refuerzan la progresividad, incluyen criterios ambientales e incorporan por primera vez en la Comunitat Valenciana un recargo del 50% de la cuota líquida del impuesto a  las viviendas vacías de grandes propietarios. "Es una iniciativa que presiona la insolidaridad de los fondos buitre, que acumulan más de 1.500 casas en toda la ciudad, tensionan el mercado de la ciudad y excluyen a la población de un derecho básico", ha afirmado Navarro, que ha explicado que se subirá un 50% el IBI a aquellos inmuebles de grandes propietarios (con más de 10 posesiones)  que lleven un año desocupadas, tal como recoge la Ley de Función Social de la Vivienda.

En segundo lugar, ha destacado que se aplica en las ordenanzas una mayor progresividad en el tipo del IBI de inmuebles urbanos no residenciales de mayor valor catastral. La ley permite implantar un coeficiente diferente hasta un 10 % en usos no residenciales con mayor valor. La nueva ordenanza sube este linde del 5 al 10 % en inmuebles de tipo almacén/estacionamiento.

Por último, ha anunciado un empuje al sector primario con una bonificación del IBI del 50% para los huertos en activos, un porcentaje que ascenderá al 70 % para los que certifiquen en ecológico. 


Noticias relacionadas

next