Hoy es 4 de agosto y se habla de

El azulejo reclama a Bruselas más tiempo para sustituir el gas natural

16/06/2021 - 

CASTELLÓ. El sector azulejero reclama a Bruselas más tiempo para encontrar alternativas viables que le permitan sustituir el gas natural como combustible para sus hornos. Así lo ha hecho en una reunión con la Dirección General de Acción por el Clima de la Comisión Europea, a la que ha trasladado las conclusiones de un informe sobre tecnologías de descarbonización en el que se analizan las distintas alternativas y su viabilidad técnica y económica. 

Este documento, elaborado por el clúster cerámico español junto con el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe) ha sido tratado en los diferentes encuentros mantenidos con representantes del Parlamento Europeo (el último celebrado este martes) y en el que la europarlamentaria valenciana Inmaculada Rodríguez-Piñero (presidenta a su vez del Foro Cerámico del Parlamento Europeo) asumió una activa defensa de los intereses de la industria.

Las alternativas

El informe de Circe, tal y como explican fuentes de la patronal azulejera Ascer, analiza 4 vías para la descarbonización del sector: biometano; electrificación; hidrógeno verde; y captura de dióxido de carbono (CO2).

Sobre el biometano concluye que resultaría el cambio más sencillo, ya que no exigiría adaptaciones tecnológicas en los procesos, sin embargo, tiene un coste elevado y una disponibilidad limitada. Por ello, señalan desde Ascer, se debería implementar políticas energéticas encaminadas a un mayor fomento de la generación de biogás y biometano, así como el desarrollo regulatorio de certificados de origen.

En cuanto a la posibilidad de electrificar los procesos en la industria cerámica, el documento concluye que, además de no contar con la tecnología adecuada, la demanda prevista de electricidad necesaria para abastecer al sector sería difícilmente alcanzable. Las previsiones actuales de aumento de generación de electricidad del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), no serían suficientes para abastecer una posible electrificación industrial, apunta la patronal cerámica. 

En cuanto al hidrógeno verde, esta es una tecnología todavía en desarrollo y que supone un alto coste, no solo en lo relativo al precio del suministro, sino también en la adaptación de toda la maquinaria utilizada en los procesos y al coste de almacenamiento y a la de distribución de esta energía. El estudio concluye que esta alternativa no será real y viable hasta al menos 2050. Por ello, habida cuenta de la apuesta tanto de Europa como del Gobierno de España por esta tecnología, desde Ascer inciden en la importancia de la puesta en marcha de proyectos disruptivos, reales y factibles en el corto plazo para acelerar su implantación y que esta vía de descarbonización sea competitiva en el corto plazo.

La captura de CO2 es otra de las alternativas analizadas por Circe. Se trata de una tecnología existente pero no adecuada para los procesos cerámicos por cuestiones técnicas y además con un elevado coste. Asimismo deberían desarrollarse en España infraestructuras para su uso y almacenamiento.

Amenaza a la industria

Por todo ello, Ascer reitera que la industria cerámica es un sector intensivo en el uso de gas natural y, a pesar de los esfuerzos realizados en la reducción de emisiones, en los que se ha logrado un recorte de más del 50% de las emisiones desde 1985, el sector no dispone a día de hoy de la tecnología necesaria para dar el salto a un cambio a nuevos combustibles como el hidrógeno o a la electrificación de los procesos como demuestra el análisis de Circe.

En esta tesitura, la competitividad internacional de la industria cerámica se ve gravemente amenazada por temas que dependen de la Unión Europea, como el régimen de comercio de emisiones con un recorte en el reparto de derechos de emisión a la industria en su fase IV, y con un precio del CO2 disparado (desde 2017 el precio de la tonelada se ha multiplicado por 10).

"Preocupación"

Por ello, la patronal azulejera trasladó también a la Comisión Europea su preocupación por la escalada en el precio de los derechos de emisión de CO2 y el papel que los fondos y los especuladores tienen en el incremento del precio. Desde Ascer solicitan así a Bruselas que se limite el comercio de derechos de emisión a aquellas instalaciones emisoras que realmente necesitan este mecanismo para continuar con su producción, tal y como ya adelantó Plaza Cerámica.

En esta línea, el secretario general de Ascer, Alberto Echavarría, reclamó a la Comisión Europea que no dejaran en manos de especuladores el instrumento fundamental para la descarbonización de la economía europea.

Noticias relacionadas

next