Hoy es 26 de septiembre y se habla de

El azulejo se va de vacaciones sin visos de acercamiento en el convenio

20/07/2022 - 

CASTELLÓ. El sector azulejero se acerca a las vacaciones, este año además condicionadas por los costes, que harán más prolongados los paros de mantenimiento de agosto en muchas empresas, sin visos de acercamiento en la negociación del convenio colectivo. La reunión que representantes de Ascer, CCOO y UGT mantuvieron este martes en la sede de la patronal azulejera volvió a acabar sin ningún tipo de avance. 

La negociación, como sucede desde el principio de la misma, se centra en el aumento salarial, que desde los sindicatos piden vincular al IPC y que desde la asociación empresarial niegan, tal y como han reiterado ambas patas de la mesa negociadora este martes. Tras la cita, fuentes de la patronal han señalado que en ella han ofrecido "incrementos salariales moderados que compensen parcialmente la escalada general de los precios; no obstante, para que sea posible, dichas mejoras salariales deben continuar desvinculadas formalmente de la evolución del IPC". 

Y esto es algo innegociable para los sindicatos, que se han abierto a buscar cláusulas flexibles de incremento salarial que permitan avanzar en la negociación, pero que no permitirán "que los trabajadores sigan perdiendo poder adquisitivo cuando las empresas han tenido beneficios extraordinarios en los últimos años". 

ERTEs ya este verano

En este sentido, los responsables de Ascer han trasladado a los trabajadores "que el contexto, lejos de mejorar, continúa con su deterioro provocado, principalmente, por el elevado precio de la energía que apunta a inminentes paradas de producción no previstas con la consiguiente ejecución de ERTEs", tal y como ya advirtió la semana pasada este diario

En su mayoría, se trata de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo que ya se negociaron entre finales del año pasado y principios de este, con lo que las empresas tienen vía libre para aplicarlos ahora (la mayoría no habían entrado en vigor). En el caso de tener que pactar nuevos ERTEs, desde los sindicatos también trasladaron en la mesa negociadora la posibilidad de poner más difícil futuros acuerdos. Esto se ha convertido así en una forma de presión para avanzar en la negociación del convenio. 

¿Huelga? Se verá en septiembre

Así las cosas, a las puertas de las vacaciones y de los paros de mantenimiento, y con un contexto económico global altamente complejo, desde los sindicatos tienen claro que, al contrario de lo que sucedía hace dos meses, la posibilidad de realizar actuaciones de protesta es ahora mismo más que complicada. A la espera de la convocatoria de una nueva fecha de reunión, esta se producirá pasado el mes de agosto, cuando en UGT y CCOO también valorarán la posibilidad de ir a la huelga o materializar otras protestas. 

Con ello, por primera vez en muchos años los negociadores del convenio del azulejo se irán de vacaciones sin haber alcanzado un acuerdo y, lo que suma todavía más extrañeza al hecho, sin acciones de protesta. 

Noticias relacionadas

next