Hoy es 28 de junio y se habla de

El azulejo tiene "miedo": batirá todos los récords pero el gas y el CO2 le ahogan

20/12/2021 - 

CASTELLÓ. "Es un miedo tremendo; no sabemos qué va a pasar con el precio de la energía". Con esta frase, el presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu, ha puesto este lunes casi punto final a la rueda de prensa con que la patronal azulejera ha hecho balance del año. Tal es el "desconocimiento" de lo que depara el futuro a la principal industria castellonense que en la entidad ni siquiera se atreven, como sí han hecho en los años precedentes, a aventurar cómo puede discurrir 2022. 

"El problema es lo que va a pasar el año que viene y no sabemos cuándo va a parar lo malo... va más bien para larguito que para cortito", se teme el máximo representante de la cerámica castellonense. Por ello, los dos principales problemas que actualmente afronta el azulejo han copado prácticamente la rueda de prensa. "Al sector lo va a salvar que el gas vuelva a colocarse en el entorno de 50 euros [el gigavatio] y que el COdeje de ser un impuesto revolucionario", zanja el presidente de Ascer. Y es que, aunque la industria azulejera batirá este año todos sus récords, estos quedarán empañados por los elevados costes energéticos y derivados de los derechos de emisión, que se han sextuplicado en un año en el caso del gas.

4.600 millones en ventas

En cuanto a las cifras de facturación, al cierre del año Ascer espera alcanzar los 4.600 millones de euros en ventas, lo que supondrá un alza de prácticamente el 20% respecto al ejercicio 2020, que cerró con 3.842 millones. 

El aumento llega de prácticamente todos los mercados. Así, la exportación cerrará el año con unos 3.500 millones de facturación (+19%), mientras el mercado interno ha logrado revertir la caída del ejercicio pasado para crecer un 22% en este 2021 hasta alcanzar los 1.100 millones de euros en ventas. "El mercado nacional ha explotado", resume Nomdedeu. 

Estos incrementos tan significativos tienen además correlación con la producción, que crecerá prácticamente en el mismo porcentaje global, al pasar de los 488 millones de metros cuadrados del año pasado a los 580 previstos para el cierre de este 2021. Esto quiere decir que, pese a que cada vez se apuesta más por formatos de alto valor añadido, el azulejo todavía no está trasladando las desmesuradas alzas de costes al producto acabado. 

"Quien no suba precios está muerto"

Y ello a pesar de que "quien no suba precios está muerto", sentencia el presidente de Ascer. De hecho, Nomdedeu remarca que varias compañías ya han aplicado dos subidas de precios, hay quien prepara una tercera para "enero o febrero" y algunas otras incluso barajan "un recargo energético en función del coste del gas". 

No en vano, tal y como ha explicado el tesorero y portavoz de Ascer, Francisco Ramos, los costes energéticos "se han multiplicado por 3,5" y esto supone un sobrecoste en el producto acabado "del 35%". Con ello, en el conjunto del sector azulejero, la factura energética será a final de año "de 1.800 millones de euros", mientras en 2020 fue "de 478". De esta manera, un 40% de la facturación se destinará este año a pagar la energía que consume el sector, según las cifras que maneja la patronal cerámica.

En este contexto, y con la velocidad vertiginosa que, sobre todo el gas (que ha duplicado su precio en un mes), y también la electricidad repercuten constantes aumentos en la factura, la dilación de los fabricantes de revestimiento en hacerlo les hace menos competitivos. De ahí que las fábricas ya estén aplicando ERTEs -"y esperemos que solo sean ERTEs", desea Nomdedeu- y avanzando vacaciones para llevar a cabo paradas productivas a la espera de que entren en vigor los contratos que les evitan tener que acudir a la tarifa regulada del gas. 

¿Compra colectiva de energía?

En este sentido, el presidente de Ascer ha reconocido que la entidad estudiará una compra colectiva de gas, tal y como ya se planteó muchos años atrás, pero esto se encuentra "en un estado embrionario". Lo primero será analizar junto a un asesor externo la posibilidad, "pero nos tememos que certificará que tenemos que seguir sufriendo". Por ello, la patronal azulejera pide "a Madrid y Bruselas", medidas con que aflojar la soga al cuello, pero sin solución por el momento. "Nos sentimos muy escuchados pero menos oídos que nunca", lamentan en la asociación empresarial. 

En medio de esta situación, "en breve iniciaremos la negociación del convenio colectivo", que quedará automáticamente denunciado en Nochevieja, señala el vicepresidente Miguel Nicolás. Una negociación que se prevé complicada y que estará marcada por "la inflación galopante", reconoce. 

Entre las pocas ayudas que recibe el sector, el vicepresidente Ismael García apunta que el pasado día 13 la Comisión Europea abrió un expediente antidumping a Turquía e India para determinar si estos países están vendiendo por debajo de coste. Asimismo, el sector ya trabaja para renovar la medida a China, cuyo expediente caduca "en noviembre de 2022". 

A pesar de esto último, el panorama que se dibuja en el horizonte del azulejo castellonense es "poco alentador" y sus dirigentes son "moderadamente pesimistas", señala Nomdedeu. Y es que el gas y lo que cuesta emitir sus residuos a la atmósfera están ahogando a un sector que no sabe cuánto tiempo va a poder aguantar la situación. 

Noticias relacionadas

next