la entidad pide permiso para renovar el edificio en el gurugú pese a un expediente de derribo 

El Círculo Mercantil proyecta un nuevo centro náutico en la playa de la polémica por el chorlitejo 

16/06/2021 - 

CASTELLÓ. El Círculo Mercantil e Industrial de Castelló proyecta construir un nuevo centro deportivo náutico en la playa de la polémica por el chorlitejo patinegro. En concreto, en el Gurugú y a escasos 100 metros de los chiringuitos a los que el Servicio Provincial de Costas deniega la autorización para abrir antes del 1 de julio, en virtud de lo que establece el Plan de Acción Territorial de Infraestructura Verde del Litoral (Pativel). La entidad pretende eliminar el actual edificio con el propósito de levantar otro más moderno, ocupando una superficie total de dominio público marítimo-terrestre de 1.060 metros cuadrados, 300 m2 destinados al citado inmueble y 760 m2 para renovar una zona de varada.

El proyecto, que se encuentra en la actualidad en fase de exposición pública, pretende habilitar un almacén de material náutico con vistas a que el Club Eolo desarrolle sus actividades acuáticas en las mejores condiciones posibles. Desde windsurf, pasando por kitesur o paddlesurf, hasta kayak. Nacida en 2014, la asociación deportiva es todo un referente en la Comunitat Valenciana tanto por su oferta como por número de licencias.

El Círculo Mercantil formaliza la solicitud a Costas en calidad de propietaria de la instalación. Cabe recordar que sobre el edificio pesa un expediente de derribo. En efecto, se trata del mismo que precipitó la demolición del Ortega Playa en agosto de 2019, en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo. Aquella construcción, como la base náutica, pertenece a la entidad castellonense.

La petición recoge no solo la memoria de la obra civil, con una ejecución de seis meses, sino también planos, diligencia, estudio de dinámica litoral, evaluación sobre los efectos del cambio climático y análisis de afección a la Red Natura 2000. En este último documento, y en relación al chorlitejo patinegro, se considera que "el carácter de la actividad no es susceptible de generar ningún tipo de impacto negativo [...]" al programarse sobre un recinto ya existente, por lo que se concluye que la "afección es nula", sin que se pongan en riesgo "espacios de protección ambiental".

El Círculo Mercantil, asimismo, defiende la idoneidad del centro náutico al incorporar una autorización de capitanía marítima para disponer de una embarcación de rescate propia. Del mismo modo, acompaña a la documentación un informe de la Federación de Vela de la Comunitat Valenciana (FVCV) que justifica las necesidades de la nueva instalación del Club Eolo.

Dos edificaciones desde 1967

En la mentada diligencia, la sociedad explica que la Jefatura Regional de Costas y Puertos, mediante resolución de 29 de mayo de 1976, consintió la construcción de un merendero en un recinto de unos 7.000 metros cuadrados donde, al menos desde 1967, ya existían dos edificaciones destinadas a hostelería (Xaloc y después Ortega Playa) y casa de baños (la base náutica). En agosto de 2019, se demolió el reseñado merendero y parte del vallado exterior y se procedió a la regeneración ambiental. Solo se mantuvo el centro de actividades acuáticas, sobre unos 440 m2, y una zona de varada, de otros 760 m2, que ahora la entidad pretende reformar tras presentar la solicitud el 24 de febrero de 2020.

El Pativel cataloga el Gurugú, al igual que el Serradal y Pinar, como playa urbana de tipo 2. Esto significa nivel máximo de protección por la presencia de la diminuta ave, especie vulnerable. De ahí que las actividades de ocio en los arenales se limiten al periodo entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. Esa acotación imposibilita, por ejemplo, que los cuatro chiringuitos (Dharma, La Playa, Solé Rototom y Atlanta) ofrezcan servicio en junio pese a que en el contrato de explotación de servicios de temporada se contempla ese mes desde el día 1.

Las restricciones también atañen a las infraestructuras fijas, como es el caso del local que utiliza el Club Eolo. En 2017, el Círculo Mercantil pidió a Costas una concesión para prorrogar el servicio a los deportistas. Antes de que el Servicio Provincial se pronunciara, el Tribunal Supremo ordenó la demolición del Ortega Playa, sin haber concluido todavía el expediente.

Noticias relacionadas

next