Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El confinamiento por el coronavirus reduce en un tercio las ventas de la valldeuxense Frescamar

8/04/2020 - 

CASTELLÓ. Frescamar, la compañía de acuicultura radicada en la Vall d'Uixó, ha reducido sus ventas en aproximadamente un tercio desde que se inició el confinamiento para luchar contra la crisis sanitaria del coronavirus. Fuentes de la firma perteneciente al Grupo Andrómeda concretan que la caída de la facturación ronda "el 35%" debido al cierre de los hoteles, restaurantes y cafeterías (el canal Horeca), uno de sus principales nichos de clientes. Sin duda un duro golpe para una empresa que tiene en el mercado interno el 65% de su facturación y que, en el caso de todo el grupo, el año pasado preveía alcanzar unas ventas cercanas a los 100 millones de euros

Eso sí, como sector económico esencial, la sociedad dedicada a la cría en cautividad y comercialización de pescado sigue manteniendo su actividad y las ventas a los hogares. Estas registraron "un ascenso notable en los primeros días de confinamiento", apuntan desde Frescamar. Desde entonces, han tenido "un comportamiento fluctuante" en el que han alternado, hasta la fecha, "picos de consumo irregulares que no obedecen a ningún patrón de consumo". Las fuentes de la compañía no concretan si estas ventas en el canal retail han llegado a compensar en parte la caída del Horeca.

De momento no ha aplicado ERTE

Asimismo, según ha podido saber Castellón Plaza, a pesar de la caída de sus ventas, la firma valldeuxense no ha solicitado de momento la aplicación de un expediente de regulación de empleo con el que adecuarse a la nueva situación. 

Respecto a la plantilla, desde la compañía se limitan a destacar los protocolos que han aplicado "tanto en criaderos y centros de cultivos marinos como en la planta de procesado y oficinas" para garantizar la seguridad de sus trabajadores. Lo ha hecho después de adelantarse a la situación actual mediante la compra, "en el mes de febrero, de un pedido extra de productos desinfectantes y equipos de protección individual ante la posibilidad de una ruptura de stock".

Esto le ha permitido "duplicar el uso de mascarillas, guantes y gel desinfectante, extendiendo su uso a otras zonas de la planta y puntos de acceso". Además, ha implantado el uso de una protección facial. Asimismo, ha limitado el aforo en comedores mediante la implantación de turnos de comidas y transformando algunas de las salas de reuniones en nuevos comedores y zonas de descanso. También ha establecido turnos -en semanas alternas- para algunas de las tareas; y el personal entra de forma escalonada a su puesto de trabajo para no coincidir, por ejemplo, en los vestuarios. 

Noticias relacionadas

next