Hoy es 27 de enero y se habla de Plan de Rehabilitación cursos bienestar fever FEMINISMO

Detectan el insecto en frutos de mango

El cotonet crece descontrolado y dispara los costes mientras Italia sí utiliza el insecticida prohibido

10/08/2021 - 

CASTELLÓ. El cotonet de Sudáfrica se ha convertido en una auténtica pesadilla para los citricultores, sobre todo los de la mitad sur de Castellón y el norte de la provincia de Valencia. Hasta tal punto está descontrolada esta plaga llegada del hemisferio sur hace una década que La Unió de Llauradors achaca buena parte de la caída de la producción de clemenules, predominante en la zona, a este insecto, que hace poco más de un mes calificó de "emergencia nacional"

Y la afección, hasta ahora centrada en los cítricos, parece que podría extenderse a otros cultivos. En las últimas semanas no cesan de circular fotografías por las redes sociales de diferentes frutas supuestamente afectadas por el cotonet sudafricano. Algunas de las últimas, tomadas en Les Valls, muestran mangos modificados por la acción de este parásito. 

Noemí Luque, ingeniera agrónoma por la Universitat Politècnica de València y exempleada de Bayer para el estudio de plagas en los cítricos, es la autora de las fotos, que ha difundido en redes sociales explicando que se trata de este tipo de cotonet (Delottococcus aberiae). Todo un toque de atención ante una hipotética propagación de la plaga a otros cultivos. 

¿200 millones de afección?

Pero lo peor sigue centrado en los cítricos. La Conselleria de Agricultura cifró en al menos 34 millones de euros la afección de la plaga en la pasada campaña, y en  la próxima la cifra puede quedarse corta, a tenor de lo que se percibe en el campo. La Asociación Valenciana de Agricultores estima que el impacto puede alcanzar los 200 millones de euros

No en vano, La Unió cuantifica en un 55% (0,14 euros por kilo de cítricos) el incremento de los costes de cultivo que los citricultores deben afrontar a consecuencia de esta plaga. Y es que la prohibición por parte de la Unión Europea del metil clorpirifos, el insecticida más eficaz contra esta plaga, ha provocado que se hayan tenido que multiplicar los tratamientos. 

Con el añadido de que la eficacia no es la misma. Desde las asociaciones de agricultores de Nules y Vila-real critican abiertamente el plan de acción del Gobierno contra la plaga y achacan al director general de Sanidad Vegetal del Ministerio, Valentín Almansa, que España vaya a recaer en el error de tratar de erradicar el cotonet mediante la lucha biológica.

Italia sí utiliza el insecticida

Mientras tanto, Italia trabaja todavía estos días con el insecticida prohibido (lo hará hasta el próximo día 17), que utiliza, gracias a una autorización excepcional de la UE firmada el pasado mes de mayo, para tratar sobre todo melocotones, pero también manzanas, peras, nectarinas, nueces y avellanas. Esto es algo que el Gobierno español ya rehusó hacer la campaña pasada... y también en esta

Ahora, será la Conselleria de Agricultura la que podrá utilizar el metil clorpirifos, pero será solo en unos campos concretos, muy afectados por el cotonet, y como medida de emergencia para tratar de frenar la expansión del insecto. Posteriormente la fruta tendrá que ser destruida. Se trata de actuaciones casi a la desesperada, de ahí que en la Conselleria ya se escuche la autocrítica. "Nos hemos equivocado -indican voces internas- el tratamiento biológico no funciona bien con una plaga tan extendida".

En este contexto, el cotonet ya es un problema de envergadura y puede crecer de forma exponencial en el futuro. Mientras, el Gobierno reconoce abiertamente que no pagará indemnizaciones a los agricultores afectados por esta cochinilla importada de Sudáfrica

Noticias relacionadas

next