X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL TRIPARTITO BUSCARÁ EL MÁXIMO CONSENSO Y LA PARTICIPACIÓN DE TODOS LOS GRUPOS

El Fadrell 'invita' a la oposición a adherirse al acuerdo de gobierno para cambiar el código ético

21/11/2019 - 

CASTELLÓ. El Acord de Fadrell 'invita' a los partidos de la oposición a sumarse a su compromiso de gobierno para cambiar el código ético del Ayuntamiento de Castelló. El tripartito, integrado por el PSPV-PSOE, Compromís y Podem-EU, pretende que la adhesión al documento de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) concilie el máximo consenso de los grupos municipales.

Para conseguir esa anuencia, el concejal de Transparencia, Ignasi Garcia, de Compromís, apuesta por reunir en próximas fechas a todos los portavoces al objeto de hacerles partícipes de la medida. De hecho, subraya que "es importante que los políticos guardemos las formas y desde el gobierno, cuando tomamos decisiones que implican a los miembros de la corporación, es necesario que se lo traslademos a ellos primero".

Garcia, responsable de negociar con las distintas formaciones el texto de anexión, advierte que el actual código ético, que precipitó el cese y posterior dimisión de Ali Brancal por el 'caso de los sobres', seguirá vigente en tanto en cuanto continúe sin celebrarse el encuentro con los representantes del PP, Ciudadanos y Vox, además del PSPV-PSOE y Podem-EU. "Esa reunión no se ha dado y mientras no pase, no se llevará nada al plenario", precisa.

La incorporación del documento de la FEMP forma parte de los compromisos de Fadrell. En virtud de ello, la alcaldesa socialista, Amparo Marco, insiste en aprobarlo, ya que "no seríamos muy responsables si no cumpliéramos nuestros acuerdos de gobierno".

Votar sí, no o abstención

La munícipe del PSPV, ante las críticas de la oposición, puntualiza que "no se trata de adaptar el código según el partido que manda, bajo ningún concepto. Este Ayuntamiento está gobernado por una coalición de tres, que pactaron y cerraron unos acuerdos, y uno de los puntos pone adhesión al código de buen gobierno de la FEMP", reitera.

En este contexto, Marco asegura que "cada grupo municipal debe ser responsable de sus actuaciones", en referencia a la postura del PP, contrario a sumarse a la propuesta pese a que impulsó la aceptación del escrito de la Federación de Municipios cuando gobernaba en la Diputación Provincial bajo la presidencia de Javier Moliner. "No estamos hablando de modificar nada. Simplemente de una adhesión, de votar sí, no o abstención. Nada más", señala la alcaldesa, quien confía en que Garcia "hará lo mejor posible para este equipo de gobierno y para la ciudad de Castelló".

Parece improbable que el cambio de la normativa de régimen interno llegue a tiempo para el pleno de noviembre. La reflexión y el diálogo entre las partes implicadas, presumiblemente, alargarán el tira y afloja varias semanas.

 


Noticias relacionadas

next