X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

En busca del nuevo presidente de la Diputación: joven y con dedicación exclusiva

28/05/2019 - 

CASTELLÓ. Los socialistas castellonenses se encuentran estos días enfrascados en una tarea inédita desde hace muchos años, concretamente 24: encontrar el perfil idóneo para presidir la Diputación provincial. Los excelentes resultados que ha recabado el PSPV-PSOE en las ocho comarcas castellonenses sitúan al partido como la fuerza más votada y con la mayor cifra de diputados provinciales, con una docena de representantes. 

La aritmética permite a los socialistas pactar con Compromís o Ciudadanos para alcanzar la mayoría necesaria para dirigir la corporación supramunicipal. Por eso los dirigentes progresistas castellonenses están a la espera de las directrices que marque la ejecutiva federal que se celebraba este lunes en Madrid en cuanto a pactos. A partir de ahí tendrán el camino marcado para alcanzar el acuerdo de gobierno, a una negociación que llegarán ya con los nombres de los diputados y del presidente sobre la mesa. 

La decisión, inminente

De hecho, este mismo martes está previsto que los vicesecretarios del PSPV-PSOE provincial se reúnan para analizar la lista de candidatos y el miércoles se celebrará la ejecutiva provincial que concrete los nombres. No en vano, antes del sábado debe estar fijado quienes son sus diputados provinciales, según marca la dirección nacional del partido. 

Entre los nombres, en las últimas horas el que suena con más fuerza es el de Ximo Huguet. El alcalde de Onda en funciones, a pesar de haber recibido más votos que en 2015 y de haber sumado un concejal, ha perdido la alcaldía en manos del Partido Popular. Esto puede suponerle una ventaja y además su perfil cuadra, casi a la perfección, con los requisitos que se barajan para el cargo. 

El ondense formó en su día parte de la candidatura del actual secretario general de los socialistas castellonenses, Ernest Blanch, junto con otros jóvenes llegados para aportar un soplo de aire fresco al partido con la corriente Sumem futur. El hecho de haber quedado en la oposición le permite tener una "dedicación exclusiva" en la Diputación, un requisito indispensable para entrar como diputado, tal y como Blanch ha reconocido en una entrevista en Onda Cero. Asimismo, su juventud le capacita para aportar el cambio de rumbo que en el PSPV-PSOE pretenden dar desde el palacio de la plaza de las Aulas. 

Una presidencia femenina, complicada

Hasta la tarde de este lunes todo hacía pensar que sería una mujer la próxima presidenta de la Diputación (de hecho así casi lo llegó a asegurar Blanch en la entrevista radiofónica) pero las labores de gobierno que las candidatas deben asumir en sus respectivas localidades dificultan el hecho de que la Diputación de Castellón pueda tener, por primera vez en sus casi 200 años de historia, una mujer al mando. Figuras como las de Estíbaliz Pérez, Tania Baños, Merche Galí, Maria Josep Safont o Ernestina Borràs han quedado de momento aparcados. 

Y es que, además de las necesidades de gobierno municipales, las tareas orgánicas locales dificultan su irrupción como referencias en la plaza de las Aulas, donde el partido pretende situar a concejales y alcaldes de localidades pequeñas (en una clara apuesta por revertir la despoblación rural) para que puedan dedicar plenamente sus esfuerzos a la nueva gran tarea del PSPV-PSOE provincial: dirigir la Diputación. 

Noticias relacionadas

next