X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la firma abre un lustro "muy inversor"

La nueva línea de producción de Grespania lleva a la firma hasta los 12 millones de m2 anuales

14/10/2019 - 

CASTELLÓ. Grespania ha dado un nuevo salto con la reciente entrada en funcionamiento de la nueva línea de gran porcelánico en su planta de Castelló, que permite aumentar la producción de la compañía en aproximadamente un cuarto, hasta los 12 millones de metros cuadrados anuales. 

La nueva línea, que consta de un horno, una prensa de 10.000 toneladas, una línea de selección y otra de embalaje, permitirá que en la factoría castellonense la firma logre "un aumento de producción de porcelánico sensible", detalla la la directora de filiales de Grespania, Claudia Hernández. No en vano, la línea, en la que la sociedad ha invertido alrededor de 15 millones de euros (también ha realizado inversiones aparejadas) permitirá sumar entre 7.000 y 8.000 metros cuadrados diarios de producto. 

Con ello, la planta de la capital de la Plana elevará su fabricación hasta los 18.000 m2 diarios y la compañía, que posee otras dos factorías en Nules y Moncofa, hará lo propio hasta los 35.000. 

De esta manera, la nueva línea, que está actualmente en proceso de "puesta a punto", señala Hernández, permite a Grespania ser además "más eficientes en la producción de grandes formatos", la tendencia que actualmente rige en el sector azulejero más vanguardista. Entre la "nueva gama completa" que la compañía ha desarrollado se encuentran las piezas de 120x120 centímetros y de 80x160, además de impulsar los 60x120 que ya fabricaba. 

De hecho, en la reciente edición de Cersaie la firma castellonense ya aterrizó con estas nuevas piezas, que se han sumado al esfuerzo innovador que ha llevado a cabo la compañía en los últimos años, cuando ha lanzado, por ejemplo, Coverlam, las grandes piezas de recubrimiento que fabrica en su planta de Moncofa. 

Impulso inversor

Pero su labor no acaba aquí. Y es que la nueva línea de producción supone "la primera fase de un proceso inversor muy, muy importante" que la compañía fundada en 1976 por la familia Hernández va a acometer a lo largo del próximo lustro, señala su directora de filiales. 

La responsable de Grespania no detalla el montante ni en qué se van a centrar las nuevas inversiones, que van a conllevar procesos de renovación "en todas nuestras plantas". Eso sí, Claudia Hernández reconoce que los 15 millones de euros invertidos en la planta de Castelló, que llevan aparejados la incorporación de medio centenar de personas a su plantilla, sean "quizás uno de los procesos más ambiciosos" de las inversiones futuras. 

Todo ello supondrá un nuevo impulso en la facturación para Grespania y el grupo Participación e Impulso, en el que está integrada, que se ha convertido en uno de los referentes del sector azulejero estatal en los últimos años, con una facturación superior a 240 millones de euros en el último ejercicio.  

Noticias relacionadas

next