X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Participación e Impulso reparte 16 millones en dividendos en cinco años a sus socios

24/08/2019 - 

CASTELLÓ. Participación e Impulso, el grupo cerámico castellonense que agrupa entre sus filiales a Grespania, Nuevos Productos Cerámicos o Euroatomizado, ha repartido en el último lustro 16 millones de euros de dividendos entre sus socios. Esta es, sin embargo, tan solo una parte de los beneficios que ha registrado el conglomerado azulejero, propiedad de la familia Hernández Sanchís, en los cinco últimos años.

La mayor parte de los dividendos, cuyo reparto por anualidades consta en el informe de gestión que acompaña a las cuentas consolidadas del grupo, recientemente registradas en el Registro Mercantil de Castellón, se concentran en los dos últimos años. Precisamente, es en 2017 y 2018 cuando Participación e Impulso ha multiplicado sus cifras de facturación y beneficios a raíz de la integración de Nuevos Productos Cerámicos (NPC), acaecida en aquel 2017

A partir de la compra de NPC -que junto con Euroatomizado conforman el mayor proveedor de arcilla blanca para la industria del azulejo- Participación e Impulso ha repartido 4,6 millones de euros (en 2017) y 6,9 millones (2018) entre sus accionistas. En el conjunto de los tres ejercicios anteriores había repartido 3,5 millones.

Aumenta la facturación pero caen los beneficios

De esta manera, en el último año se ha producido el mayor reparto de dividendos a pesar de que los beneficios del grupo han caído en un tercio exactamente: Frente a los 20,77 millones de euros de ganancias de 2017, Participación e Impulso ha pasado a ganar 13,8 millones en 2018

No es una mala cifra -la propia sociedad habla de "un buen resultado" en su informe de gestión- pero la caída de beneficios llega en un año en que la facturación fue mayor, lo que significa que el grupo ha tenido que estrechar sus márgenes. Y es que, tras dar el gran salto en 2017 hasta unas ventas de 234 millones de euros merced a la compra de NPC, en 2018 el grupo siguió aumentando de volumen hasta superar los 240 millones de euros de facturación, lo que supone un crecimiento del 2,7%. 

El grupo achaca todo ello a la tendencia "bajista" de la economía mundial y del sector azulejero en concreto, lastradas por incertidumbres como el Brexit, la desaceleración de Alemania, el aumento de la deuda en Italia o la guerra comercial entre Estados Unidos y China. 

Es por ello que en Participación e Impulso, que agrupa, verticalmente, a los tres pilares del sector cerámico (la fabricación de azulejos, la de fritas y esmaltes y la producción de arcilla y pasta blanca) consideran que, como el resto de compañías, el principal crecimiento en este 2019 y 2020 vendrá del mercado interno. 

Suma plantilla 

Con todo ello, el grupo ha continuado incrementando la plantilla "debido fundamentalmente al refuerzo de los equipos comerciales y de producción", señala en su informe de gestión. De esta manera, a 31 de diciembre pasado contaba con 779 empleados, 24 más que un año antes.

En cuanto a la procedencia de sus beneficios, Nuevos Productos Cerámicos es la sociedad que más aporta (casi 9,8 millones de euros). Le siguen Grespania (8,9 millones) y Euroatomizado (6,9), con Asistencia Cerámica también con algo más de 1,2 millones de ganancias. 

next