Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el salón de recepciones ACOGERÁ LAS CONVOCATORIAS DESDE JULIO AL GARANTIZAR LA DISTANCIA SOCIAL

Los plenos de la Diputación cambian de escenario para facilitar el regreso de la actividad presencial

24/06/2020 - 

CASTELLÓ. Los plenos de la Diputación de Castellón cambian de escenario para facilitar el regreso de la actividad presencial. El salón de recepciones, utilizado para grandes eventos, acogerá a partir de julio las sucesivas convocatorias con el propósito de garantizar la distancia social.

No será la única novedad. Las comisiones y las juntas de portavoces se trasladarán precisamente al salón de plenos para asegurar el cumplimiento de los protocolos sanitarios. Todo, con el objetivo de adaptarse a la 'nueva normalidad' y recuperar la agenda parlamentaria previa a la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, como consecuencia de la crisis derivada por la covid-19.

Este martes la corporación, compuesta por 27 diputados (26 ante la ausencia de la vicepresidenta, Patricia Puerta), puso fin a su etapa de sesiones telemáticas, que se inició el 7 de abril. Aquella prueba piloto, a través del programa Zoom Meeting, supuso un éxito y rompió la barrera de la distancia.

Del mismo modo, mostró el camino a seguir por otras instituciones de la provincia, como el Ayuntamiento de Castelló, que se sumó a las reuniones virtuales semanas después con vistas a evitar una paralización en la gestión interna.

El Ayuntamiento busca fórmulas

El consistorio de la capital de la Plana también evalúa estos días las condiciones a fin de promover la vuelta progresiva de los concejales a las citas ordinarias. A diferencia de la Diputación, no cuenta en el inmueble de la plaza Mayor con una sala lo suficientemente espaciosa que permita a los 27 ediles mantener la separación de 1,5 metros, siempre con el uso obligatorio de la mascarilla.

Fuentes municipales aseguran que los técnicos contemplan todas las alternativas, al igual que el Acord de Fadrell. Entre ellas, reducir inicialmente el aforo de los regidores en el hemiciclo. Por ejemplo, autorizar la asistencia de un tercio, como ha ocurrido en otros Ayuntamientos. Sin ir más lejos, València celebró su pleno ordinario de marzo con esta limitación, posibilitando incluso la participación de los munícipes mediante medios telemáticos.

La pretensión del equipo de gobierno pasa por restaurar las convocatorias presenciales cuanto antes, pero siempre que no exista riesgo alguno. En este sentido, aunque la Diputación tiene decidida la adaptación a la nueva coyuntura por el coronavirus, todavía debe perfilar si será posible la presencia o no tanto de medios de comunicación como de público.

Noticias relacionadas

next