Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la fampa celebra la decisión de les corts, que culmina una larga reivindicación

Madres y padres de alumnos de Castellón aplauden la aprobación de la Ley del Juego

29/05/2020 - 

CASTELLÓ. Las Corts Valencianes aprobaron este jueves la Ley del Juego y Prevención de la Ludopatía, una normativa que obligará a que las casas de apuestas se sitúen a más de 850 metros de los centros educativos y espacios vulnerables. Desde la Federación de Asociaciones de Madres y Padres (Fampa) de Castelló se ha celebrado esta decisión, que consideraba necesaria desde hace tiempo.

La dfampa ha recordado este viernes a través de un comunicado que ya en octubre pasado se hizo eco de la preocupación que generaba en las familias la indefensión a la que estaban sometidos los menores que estudiaban en colegios próximos a estos establecimientos.

La nueva ley, que sustituye a la de 1988, también establece que los locales dedicados al juego no podrán ubicarse a menos de 500 metros de distancia entre ellos. Además se impondrán controles de acceso a pie de calle para proteger a las personas que manifiestan ludopatía impidiéndoles el acceso.

Los locales de hostelería que cuenten con máquinas tragaperras o de apuestas también serán considerados salas de juego y estarán obligados a tener las máquinas apagadas, solo se podrán encender con un mando remoto.

Fampa Castelló aplaude estas medidas que consideraba urgentes hace meses y subraya la importancia de no olvidar la protección a los escolares de la publicidad que incentiva el juego. Para ello, pide que se evite la colocación de anuncios o informaciones referentes a las apuestas alrededor de los centros educativos o caminos colindantes. Una reivindicación que cobra fuerza si se tiene en cuenta que los menores en edad escolar “no tienen la madurez necesaria para entender los peligros que conlleva el juego” si se practica de una forma no controlada y tampoco entienden que todo ello pueda “derivar en una adicción o patología”, explican desde la entidad.

La federación manifestó su preocupación por esta cuestión hace más de medio año ante la proliferación de estos establecimientos en los barrios, especialmente en los más humildes. De hecho, el dinero que los valencianos destinaron a las apuestas en 2018 aumentó un 6,56% respecto al año anterior, en ello gastaron 341,8 millones de euros, según se desprende del último informe del Juego de la Comunitat Valenciana. Por ello, la entidad cree que la Ley del Juego y Prevención de la Ludopatía era una necesidad urgente.

Noticias relacionadas

next