Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la confluencia considera que el recorte de 70.000 euros pone en peligro sus proyectos estrella

Podem-EUPV pide un "gesto" de sus socios hacia Transición Ecológica para aprobar el presupuesto

20/05/2020 - 

CASTELLÓ. Podem-EUPV pide un "gesto" del PSPV y Compromís hacia Transición Ecológica para aprobar el nuevo presupuesto 2020 del Ayuntamiento de Castelló. La confluencia reclama "sensibilidad" a sus socios del Fadrell ante el menoscabo que supone para la concejalía sufrir un tijeretazo de 70.000 euros, aproximadamente. Sin esa cantidad, muchos de los proyectos estrella para desarrollar a partir de este año se quedan tocados, como el parque agrario o las rutas del agua.

La convergencia presentó este martes una contraoferta a socialistas y valencianistas tras celebrar el lunes por la noche una ejecutiva de coordinación entre los líderes de sus partidos (morado y Esquerra Unida del País Valencià) con el propósito de analizar la situación y tomar algún tipo de decisión. Encima de la mesa se plantearon varias opciones pero, después de un extenso debate, se consideró necesario seguir el camino de la negociación a fin de llegar a un acuerdo con las otras dos fuerzas del gobierno municipal.

La confluencia insiste en que la reestructuración de las diferentes áreas para privilegiar las partidas sociales y económicas por la covid-19 constriñe la capacidad de maniobra de Vivienda y, muy especialmente, de Transición Ecológica. La reducción presupuestaria hipoteca sus 20 propuestas para la reconstrucción y que se fundamentan en tres grandes ejes de actuación: Plan V, Transición Urbana y Plan de Reactivación Agraria.

Reuniones con los agentes implicados

En este sentido, Fernando Navarro, como titular del departamento, ha venido mantenido reuniones con los diferentes agentes implicados en las últimas semanas. Más allá de pulsar su opinión, esos encuentros han servido para avanzar algunas de las líneas diseñadas con vistas a promover políticas sostenibles.

Sin embargo, ante el nuevo encaje financiero del Ayuntamiento, muchas de esas medidas se quedan en el cajón, de ahí las reticencias de Podem-EUPV a la hora avalar el presupuesto. Además, internamente el líder morado recuerda al resto de portavoces que, cuando se decidió el reparto de concejalías, se remarcó que Vivienda y Transición Ecológica requerían de un mayor impulso y contenido para seguir la estela de lo que marca la Unión Europea.

La única certeza del desencuentro en el Fadrell es que las cuentas de 2020 siguen sin aprobarse, lo que obliga a prorrogar las de 2019 para hacer frente a los gastos corrientes y pago a proveedores.

Del mismo modo, el equipo de gobierno se ha visto obligado a suscribir dos pólizas por un importe de 50 millones de euros (30 y 20) y para el próximo pleno está previsto someter a votación varias modificaciones de crédito. Todas las operaciones contables buscan garantizar liquidez y, con ello, responder a las necesidades sociales y económicas derivadas de la crisis por el coronavirus.

Noticias relacionadas

next