Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Portsur crece en vertical con la compra de Gimeno Logística Portuaria y espera repetir cifras este año

21/09/2020 - 

CASTELLÓ. Portsur, una de las cuatro terminales del puerto de Castellón, la única que opera en la dársena sur, no cesa en sus planes de crecimiento a pesar de la incertidumbre del momento. De hecho, la firma, participada en casi dos tercios por el fondo inversor británico Kartesia (que entró en 2016 al asumir la deuda en manos de Bankia) y en un tercio por el fundador Grupo Gimeno, además de una mínima parte en poder de Terminal Marítima Castellón (también fundadora y compuesta por las empresas castellonenses Sucesores de Sebastián Roca, Grupo Rallo y Quimialmel) crece en vertical. 

Y es que este mismo ejercicio ha completado la compra de Gimeno Logística Portuaria, escindida todavía no hace un año de Gimeno Servicios Portuarios. Lo ha hecho para ofrecer a sus clientes un servicio total en lo que al transporte se refiere, "desde la consignación y el flete del buque hasta el transporte a casa" de la mercancía, destaca su consejero delegado, Javier Herrera. No en vano, "Portsur, como todas las industrias, camina hacia una integración vertical", corrobora. 

El crecimiento inorgánico está además acompañado de las inversiones que la firma lleva a cabo en virtud de la ampliación temporal de su concesión en la dársena sur. Son 11 millones de euros destinados principalmente a la compra de una grúa, el cierre de la explanada para el almacenamiento de coque de petróleo (de 12.000 metros cuadrados y que cuenta con sendos sistemas de riego y antiincendios y una balsa de decantación para evitar el vertido de aguas) y cinco naves de 1.400 m2 cada una para el almacenamiento de graneles y que la firma está finalizando estos días. Estas dos últimas inversiones tienen un montante de 2,5 millones cada una, aproximadamente. 


Con ello, y con otras instalaciones, como 6 tipos diferentes de tolvas o 14 de cucharas para las grúas, Portsur espera ratificarse como "una terminal especializada en el mundo del granel". En este objetivo, y gracias a su apuesta por la "diversificación", resalta Herrera, esperan cerrar el año con un volumen de "2,7 millones de toneladas y si el azulejo aguanta y confirmamos algún proyecto agroalimentario, podríamos repetir los 2,9 millones del ejercicio pasado". 

Y esto a pesar de que las nuevas concesiones de la dársena norte han limitado en gran medida su capacidad para operar en este recinto de PortCastelló, hasta el punto que el año pasado tuvo que trasladar una de las grúas que allí tenía hasta su concesión en la parcela meridional

Por fin, la viabilidad

En esta tesitura, por fin la empresa "comienza a ser viable", apunta Herrera y refrendan los resultados de 2017 y 2018, a falta de conocer los de 2019. No en vano, los inicios fueron más que complicados. Tras su gestación en septiembre de 2005 para dar servicio al sector de la construcción, su nacimiento en 2008 llegó acompañado de la crisis. "De los 1,5 millones de toneladas de clínker que tenían que llegar, solo lo hicieron 60.000", apunta el consejero delegado.

La coyuntura de aquellos años puso en serios aprietos a la firma, que en 2011 se fusionó con Terminal de Graneles de Castellón y posteriormente recibió la ayuda financiera de Kartesia. Tres refinanciaciones de la deuda y una última ampliación de capital han dado oxígeno a la compañía, que a pesar de la incertidumbre derivada del coronavirus no ha parado sus inversiones -"hemos pedido dos créditos ICO", indica Herrera- y tiene en proyecto la ampliación de 210 metros de su muelle, para lo que está previsto invertir 11,6 millones de euros pero que todavía debe superar los trámites ambientales. 

El ansiado acceso sur en tren

"Hemos decidido no parar las inversiones, la covid pasará, no será una V ni una U, pero pasará, y las inversiones son necesarias", indica el consejero delegado de la firma. También son necesarias las infraestructuras de conectividad del puerto, como el acceso ferroviario sur. "Hay mucho cereal que se hace en Tarragona porque aquí no hay tren y los costes de transporte en camión son inasumibles". También califica de "vital" la plataforma logística planteada junto al polígono del Serrallo. "Mira Sagunto, donde ha aterrizado Mercadona", apunta al respecto. 

En cuanto a un aspecto central del sistema portuario, la estiba, califica el momento en Castellón de "complicado" y señala que deberá haber "comprensión y negociación por las dos partes", por eso pide "capacidad negociadora". 

Noticias relacionadas

next