Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Vila-real vincula las obras de mejora de la zona industrial de la CV-20 a la Ronda Suroeste

30/03/2019 - 

VILA-REAL. El desvío del tráfico pesado por la futura Ronda Suroeste de Vila-real llevará aparejada la modernización de las infraestructuras existentes en la zona industrial de la carretera de Onda.

El Ayuntamiento de Vila-real ha licitado las obras de mejora y de dotación de servicios en el tramo industrial de medio kilómetro de la CV-20 comprendido entre la rotonda de la Senda de Pescadors y el puente sobre la AP-7. Los trabajos salen a subasta por un importe de 621.194 euros y un plazo de ejecución de 21 semanas, según el pliego de condiciones. Las obras forman parte del programa de mejoras en parques empresariales que impulsa la Generalitat a través del Ivace.

Los trabajos consistirán en la ampliación de la capacidad de circulación del tramo afectado de la carretera de Onda mediante la creación de una rotonda, un carril bici, una medianera central de un metro de ancho con parterre y aceras de metro y medio a ambos lados. También se ejecutará una nueva rotonda ajardinada y se aislará visualmente el talud sobre la AP-7 mediante una cobertura vegetal.

El proyecto prevé mejorar los servicios básicos a través de la canalización subterránea de las telecomunicaciones para la instalación de fibra óptica en una segunda fase aún sin concretar. También se instalará una nueva red de alumbrado público, se construirán dos colectores de aguas pluviales y se ubicarán nuevos contenedores de recogida de residuos para las industrias de la zona, en su mayoría asentadas en naves de más de 30 años de antigüedad. Por último, las obras mejorarán la eficiencia energética del alumbrado público.

"Hablamos de un tramo deficiente, sin iluminación, con el firme deteriorado y sin desagües, que necesita una acción urgente desde el punto de vista urbanístico y de la movilidad", ha explicado el concejal de Territorio, Emili Obiol. Actualmente, el tramo de la CV-20 pendiente de mejora posee las características de una carretera convencional. El tendido eléctrico aún es aéreo, carece de carril bici y de red de aguas pluviales.

Las obras beneficiarán a un enclave industrial de 338.040 metros cuadrados cuyo emplazamiento conectará con el tramo inicial de la Ronda Suroeste en la rotonda del cruce de la CV-20 con la Senda de Pescadors.

Como ya informó Castellón Plaza, las obras de la Ronda Suroeste están en fase de adjudicación. Los técnicos de la Generalitat valoran las 15 ofertas presentadas al contrato, de 9.508.496 euros y un plazo de ejecución de 18 meses. El tramo que se ejecutará inicialmente partirá desde la carretera de Onda (CV-20) hasta el Camí de Les Voltes, a espaldas de Porcelanosa. El nuevo vial periférico constará de un carril por sentido de circulación, más la senda ciclista y un paseo peatonal arbolado. En el caso de un hipotético desdoblamiento de la Ronda Suroeste en el futuro, los dos nuevos carriles ocuparán el espacio de la senda ciclista y el paseo arbolado.

La Ronda Suroeste, de 2 kilómetros de longitud, contará con cuatro glorietas y una intersección con la calle Miralcamp. El vial permitirá desviar el tráfico pesado que en la actualidad discurre por las avenidas Italia y Alemania.

Solo quedará pendiente de ejecutar un último tramo entre el Camino de Les Voltes y la N-340 que precisa de medidas correctoras exclusivas para mitigar el alto riesgo de inundaciones.


Noticias relacionadas

next