Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 14 de agosto y se habla de

Vivienda valora incluir la cerámica en la normativa de calidad y que sume para Reconstruïm Pobles

13/07/2020 - 

CASTELLÓ. La Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática está estudiando incluir la cerámica como un criterio a tener en cuenta en la normativa sobre la calidad de la vivienda, una norma que el departamento dirigido por Rubén Martínez Dalmau tiene previsto modificar. De hecho, Vivienda ya se lo ha trasladado así a la patronal azulejera Ascer, con cuyos dirigentes se ha reunido últimamente. 

Aunque el motivo fundamental de la intención para modificar esta norma que establece los criterios por los que se debe regir la construcción es que fue aprobada hace más de diez años, el sector se puede ver beneficiado de los cambios que conllevará el coronavirus. Y es que desde Vivienda tienen claro que es necesario destacar las cualidades higiénicas del azulejo frente a otros materiales. 

Además, en la Conselleria pretenden fomentar un recurso "autóctono, de kilómetro cero y sostenible", resalta la secretaria autonómica de Arquitectura Bioclimática y Sostenibilidad Energética, Laura Soto. En este sentido, desde el Gobierno valenciano ya están valorando la posibilidad de incluir, en una segunda fase del programa Reconstruïm Pobles, que el viernes presentó Martínez Dalmau en Castelló, el uso de cerámica como uno de los criterios evaluables para que los proyectos tengan una mayor puntuación y puedan entrar en las licitaciones de la Conselleria. En la primera iniciativa de Reconstruïm Pobles hay nueve criterios que puntúan y "el azulejo podría ser uno más en la próxima fase", señala el director general de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética, Jaume Monfort. Esta posibilidad también la conocen y valoran en Ascer.

Ya en el plan Renhata

No es la primera vez que desde la Conselleria se trata de fomentar el uso de los revestimientos y baldosas en sus planes de rehabilitación, de hecho, en el Renhata, que fomenta la reforma en el interior de las viviendas con ayudas de hasta 12.000 euros, tan solo se puede acceder al porcentaje máximo de subvención (la mitad del coste total) si se utiliza la cerámica. Así, la utilización de azulejos y baldosas ofrece un plus de un 10% frente a otros materiales y productos que no son autóctonos, destacan Soto y Monfort. 

Otra de las actuaciones para tratar de impulsar el uso del azulejo, apunta la secretaria autonómica, es la inclusión, en la Guia Verda para la compra pública, de la cerámica como un producto sostenible, en un apartado que Vivienda ha elaborado junto al Instituto de Tecnología Cerámica (ITC). 

Noticias relacionadas

next