Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

podem espera una lista de consenso con naiara davó a la espera de lima

La convocatoria de Iglesias de Vistalegre III deja a Podem seis meses sin líder

25/01/2020 - 

VALÈNCIA. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, anunció el pasado viernes que la tercera asamblea ciudadana del partido -el denominado Vistalegre III- tendrá lugar el próximo 21 y 22 de marzo, tres años después de que el actual líder de los morados se impusiera a la candidatura encabezada por Íñigo Errejón. Una convocatoria que no ha llegado hasta que la formación morada ha terminado de cerrar las negociaciones con el PSOE para la constitución del Gobierno central donde el que el partido cuenta con cinco ministerios, uno con rango de vicepresidencia. 

La cita, no obstante, ha retrasado la convocatoria del congreso autonómico de la formación morada en la Comunitat Valenciana hasta el próximo mes de mayo, por lo que Podem estará medio año sin dirección ni estructura consolidadas tras la dimisión de Antonio Estañ como secretario general en noviembre de 2019 y la disolución del Consejo Ciudadano Valenciano -ejecutiva del partido a nivel autonómico-. 

Huelga recordar que, aunque la pretensión de Estañ era que el cónclave para su sucesión se convocara en octubre, la repetición electoral del 10 de noviembre dejó en standby cualquier proceso interno de Podemos. No en vano, la dirección nacional priorizaba la cita en las urnas y, posteriormente, la negociación para constituir el Gobierno. 

Así, desde la marcha de Estañ una gestora ha dirigido la formación y debía haber diseñado la III Asamblea Ciudadana Valenciana, pero las negociaciones en el plano estatal para investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y el pacto para conformar el Ejecutivo central terminaron diluyendo su actividad y protagonismo. Sus integrantes, hasta este mismo viernes, de hecho, se encontraban a la espera de que la secretaría de Organización nacional ofreciera una fecha para realizar el congreso, pues la intención era hacer coincidir varios procesos orgánicos internos de Podemos en otros territorios.  

Con estos dos factores condicionando la asamblea ciudadana valenciana -elecciones y negociación de gobierno-, más tarde ha llegado la convocatoria del Vistalegre III, lo que obligado a retrasar aún más el congreso para designar un nuevo secretario general de Podem; en concreto, dos meses. Con este escenario, los morados estarán medio año sin dirección y aunque la fecha de mayo de 2020 se antoja lejana, distintos miembros de Podem se aventuran ya a señalar a la síndica en Les Corts, Naiara Davó, como el relevo "natural". Sin embargo, y aunque la pretensión desde distintos sectores de la formación es que no se repita una asamblea en los mismos términos que la anterior, donde se presentaron varios candidatos, no es seguro que sólo vaya a presentarse un aspirante y vuelvan a aflorar las distintas 'familias' de Podemos como antaño, si bien la exsenadora Pilar Lima todavía no ha determinado si optará o no a dirigir el partido. 

Podem València, once meses en paro

Ahora bien, la estructura autonómica no es la única que Podem espera reconstruir. El partido a nivel municipal en la ciudad de València lleva siete meses ya sin líder desde que Jaime Paulino dimitió como secretario general.

Jaime Paulino, último líder de Podem en la capital. Foto: ESTRELLA JOVER 
Una decisión motivada por los resultados electorales que tuvo Unides Podem la noche electoral del 26 de mayo. No en vano, el partido pasó entonces de tener tres concejales en el Ayuntamiento de Valencia a no superar la barrera del 5% por lo que se quedó sin opciones de volver a formar parte del equipo de gobierno local a pesar de haber confluido con Esquerra Unida. Tras semejante batacazo electoral -de ser ejecutivo a ni siquiera tener representación- las bases de Podem reclamaron responsabilidades a sus dirigentes y Paulino dio un paso a un lado. 

Por el momento, ni la gestora autonómica actual ni fuentes del partido aseguran que la asamblea valenciana ciudadana para renovar la dirección de Podem en la Comunitat Valenciana se vaya a aprovechar para hacer lo propio con la del Cap i Casal. Pero de producirse en el mismo plazo (mayo de 2020), el partido morado sumaría once meses sin estructura ni dirección. Una particularidad a la que miembros del partido restan trascendencia por el hecho de no tener representación en la institución municipal, pero que resulta especialmente significativa tratándose de la tercera ciudad del país y de una formación que gobierna en la autonomía. 

Noticias relacionadas

next