Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el líder del pp hace campaña en favor de los cítricos, el sector del automóvil y el corredor

Casado reclama un gas más barato para la industria del azulejo durante su visita a Porcelanosa

23/10/2019 - 

VILA-REAL (EFE). El presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al Gobierno de "hacer demagogia a la hora de demonizar los motores diésel y de combustión" porque "ponen en riesgo la industria de la automoción", como la planta de Ford en Almussafes, que afronta este otoño un ERTE para 6.000 empleados.

Casado ha hecho estas declaraciones en las instalaciones de Porcelanosa en Vila-real, donde ha alabado la trayectoria de una empresa que "representa la Marca España desde el año 1973" y que es "una historia de éxito con mil tiendas en todo el mundo, una facturación de mil millones de euros anuales y emplea a 5.000 personas".

Respecto al nuevo expediente de regulación temporal de empleo en la planta de Ford Almussafes, acordado ya con el sindicato mayoritario y que afectará a cinco días en noviembre y diciembre, el candidato popular a la presidencia del Gobierno ha mostrado su preocupación.

"Ya lo decíamos hace meses: la demagogia a la hora de demonizar los motores diésel o de combustión estaba poniendo en riesgo en España a una industria de la automoción que emplea a 500.000 personas y 1,3 millones de forma indirecta", ha señalado.

Por eso ha pedido al Gobierno en funciones que "deje ya de mandar mensajes de incertidumbre al sector" porque en los últimos meses "han caído las exportaciones, las matriculaciones y ahora la fabricación", como en la Mercedes-Benz de Vitoria, la Opel de Zaragoza, la Renault de Valladolid "y ahora también en la Ford de Valencia".

Una energía más barata para el azulejo

Respecto al sector de la cerámica, ha dicho que su partido quiere que "tenga una mayor potenciación" y se ha comprometido a favorecer el precio de la energía, abaratando su coste.

Casado ha abogado también por una flexibilidad laboral, favorecer la Formación Profesional dual y no "del adoctrinamiento y de imponer a los padres en qué lengua reciben sus hijos las clases, apostar por una política fiscal competitiva, y una política burocrática que favorezca el emprendimiento".

Eso permitiría, ha agregado, "cumplir nuestro compromiso de que en 2030 haya un 20 % de PIB industrial en España".

También ha mostrado su compromiso con las infraestructuras de la Comunitat Valenciana y ha dicho que ha sido su partido "el que ha hecho posible el Corredor Mediterráneo", ya que "ejecutó 14.000 millones de euros de los 23.000 millones que supondría comunicar todo el arco mediterráneo con Europa".

El Corredor Mediterráneo "contará con mi apoyo desde la presidencia del Gobierno tal y como lo hemos hecho en los pasados ejercicios y como hicimos con la alta velocidad de mercancías y pasajeros", ha prometido.

Preocupado por la citricultura

Sobre el sector citrícola, se ha mostrado preocupado por "la peor campaña en décadas", con "300 millones de euros de pérdidas para un sector que mira con preocupación una posible competencia desleal desde países como Marruecos, Egipto o Turquía, con unas regulaciones laborales y fitosanitarias que les permite colocar un producto mucho más barato".

Respecto a las infraestructuras hídricas, ha garantizado que, en caso de llegar a la presidencia del Gobierno, fomentará que haya suficientes para que "traigan agua donde hay sequía y palíen los efectos de las gotas frías".

A nivel político, Casado ha mostrado su apoyo a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, presente en el acto, de la que ha alabado su labor de oposición en Les Corts y por "dar voz a tantos valencianos, alicantinos y castellonenses que buscan una alternativa a las políticas del PSPV-PSOE y sus socios de Compromís y Podemos". 

Noticias relacionadas

next