X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La familia Bonomi impulsa Neolith en Asia y Norteamérica con 100 millones de inversión

7/11/2019 - 

CASTELLÓ. La familia Bonomi, a través de Investindustrial, ha tomado ya el control de Neolith, fabricante castellonense de piedra sinterizada, un material muy similar a la cerámica. Recientemente, el Boletín Oficial del Registro Mercantil ha publicado la salida de Domus Mármoles y Dimorphandra, propiedad de Jesús y José Luis Esteve, respectivamente, del accionariado de Global Surfaces, la principal columna en la que reposa el grupo de Almassora. 

Su lugar ha sido ocupado por International Design Surfaces Group, una firma creada el 30 de abril y que en última instancia descansa en la sociedad European Group Holding, radicada en Luxemburgo y filial del fondo inversor fundado por la familia italiana. 

Aunque la información publicada señala que Investindustrial, a través de su entramado financiero, es poseedora del 100% de Global Surfaces, fuentes de la compañía consultadas por este diario apuntan que la familia Esteve "continúa teniendo una participación significativa" en Neolith, en la que Investindustrial "tiene una amplia mayoría del capital social". De esta manera, la familia alicantina podría mantener esta cuota del accionariado a través de la otra pata del grupo, Neolith Distribution

Los Esteve siguen al frente de la firma

El relevo en el accionariado, plasmado pocos meses después del anuncio de adquisición, no implica cambios en la dirección del grupo, señalan las fuentes. "Lo que sí se ha hecho ha sido reforzar ciertos departamentos, como el financiero y el de ventas, para poder acometer el plan de expansión, así como profesionalizar ciertas áreas del negocio". 

No en vano, la llegada del nuevo propietario mayoritario viene acompañada de una fuerte inversión, de 100 millones de euros. Con ello, la empresa, que el año pasado facturó 110 millones (95 a través de Global Surfaces), lo que supone un crecimiento del 25% respecto a 2017, busca dar un nuevo salto a su facturación, que no cesa de crecer. 

Inversión a partir de 2020

Y es que la inversión de estos 100 millones se materializará "a partir de 2020 y servirá para financiar el plan de crecimiento en Norteamérica y Asia, así como para potenciar ciertos mercados europeos", un nicho de mercado que sí tiene más explotado la compañía radicada en Almassora, apuntan las fuentes consultadas.

Además, del impulso económico para la apertura de nuevos mercados, "se contemplan otras áreas de inversión a nivel de desarrollo industrial y de promoción de marca". Algo en lo que ya venía trabajando la firma, que está a punto de inaugurar una atomizadora y otras instalaciones auxiliares junto a su factoría, en las que ha invertido alrededor de 30 millones de euros. 

next