Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 28 de octubre y se habla de

gasindustrial, junto a la cerámica, recuerda que españa tiene los precios más caros de europa

La industria calorintensiva urge bajar los peajes del gas en octubre para no dañar la competitividad

23/09/2020 - 

CASTELLÓ. Los consumidores industriales de gas han resaltado este miércoles la importancia de que no se retrase la bajada de peajes, que esperan pueda concretarse a partir del próximo 1 de octubre, al tiempo que recuerdan que la industria española termointensiva -que lleva una década pagando los peajes más altos de toda Europa- ve urgente la tan esperada armonización que lleve a lograr un gas competitivo, especialmente ahora, que sufre además las consecuencias económicas de la crisis provocada por la pandemia de la covid-19.

Este es parte del llamamiento que ha hecho este miércoles la asociación nacional GasIndustrial, que reúne a la patronal azulejera Ascer y los esmaltes cerámicos agrupados en Anffecc. A través de un comunicado, la organización empresarial argumenta que durante la última década, las continuas subidas de los peajes al sector industrial,  principal consumidor de gas en España, han generado una alarmante pérdida de competitividad respecto a las industrias de los principales países europeos. "El coste del gas -subrayan- es vital en la competitividad si queremos ser un país industrial, con lo que ello supone en cuanto a empleo estable y de calidad, exportaciones y, en suma, actividad económica".

GasIndustrial, que agrupa a la industria calorintensiva -como es el caso de la cerámica, el refino o las químicas, el papel, entre otras- recuerda que en todos los Estados miembros de la UE un organismo independiente tiene las competencias en materia regulatoria para calcular los peajes del gas. En España, único país en el que la regulación la dictaba el Ministerio, se transfirieron las competencias en enero 2019, cumpliéndose las directivas europeas e iniciándose un proceso de actualización de las retribuciones y peajes: qué se paga y cómo se paga.

En julio pasado, se apunta en el comunicado de la asociación, la CNMC sometió a consulta la Propuesta de Resolución para calcular los peajes que se pagarán a partir del 1 de octubre 2020. Estimada la demanda de gas para el año y calculadas las retribuciones, se hace lo propio con los peajes para garantizar la sostenibilidad del sistema. Así, los peajes podrán ser revisados para asegurar la suficiencia de ingresos, al alza o a la baja. "No puede haber déficit ni superávit, tienen que ser los peajes justos y razonables para asegurar el equilibrio del sistema", argumentan, por lo que realizado el cálculo técnico, los peajes que pagan los consumidores se actualizan y bajan al ser más que suficientes para cubrir los costes del sistema.

GasIndustrial, junto a diez asociaciones sectoriales, señaló en sus alegaciones a la propuesta de la CNMC que los cálculos son extremadamente conservadores y que los peajes deberían bajar en mayor medida ya que la demanda prevista dista mucho de los cálculos estimados por el propio gestor técnico del sistema y que una previsión de demanda tan baja provocará un superávit pero penalizará a la industria. Para la asociación, es necesario ahora que la CNMC adecúe las previsiones a los datos reales.

La organización considera en su comunicado que la propuesta de resolución por la que se establecen los peajes "es ampliamente mejorable de cara al cumplimiento de los principios generales de suficiencia, no discriminación y transparencia, por lo que es ahora cuando la industria necesita un impulso vital para recuperar la competitividad".

GasIndustrial advierte, por otro lado, que si no se actualizan los peajes se estará yendo contra de la competitividad industrial española, al mantener aplicables un año más los más altos de toda Europa, en un momento en el que los costes energéticos son vitales para mantener la industria, el empleo y la competitividad del país en medio de la gravísima crisis derivada de la pandemia por covid-19.

"Y, además, se va en contra de las orientaciones de política energética del propio Ministerio que establece que el diseño de los peajes y cánones debe considerar la competitividad del sector industrial. Alargar una nefasta historia de peajes injustificables un año más atenta frontalmente contra la competitividad de la industria nacional", esgrime en el documento publicado este miércoles.

Los ingresos del sistema gasista

GasIndustrial explica, por otra parte, que según la Ley 18/2014, de 15 de octubre, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, se establece que “los ingresos del sistema gasista serán destinados exclusivamente a sostener las retribuciones propias de las actividades reguladas destinadas al suministro de gas” y que “los ingresos del sistema serán suficientes para satisfacer la totalidad de los costes del sistema gasista”. Es decir, la mención a ingresos suficientes no habilita a prever ingresos superiores, que generen superávit innecesario para el sistema. Asimismo, entiende GasIndustrial, el Consejo de Estado, en sus dictámenes sobre las circulares ha dejado claro que los peajes pueden bajar. "Un superávit injustificado gravaría de más al consumidor de gas, y a la competitividad de la industria", sentencian.

Por último, GasIndustrial explica que durante la última década, las continuas subidas de los peajes al sector industrial,  principal consumidor de gas en España, han generado una alarmante pérdida de competitividad respecto a las industrias de los principales países europeos. "El coste del gas -concluyen- es vital en la competitividad si queremos ser un país industrial, con lo que ello supone en cuanto a empleo estable  y de calidad, exportaciones y, en suma, actividad económica".


Noticias relacionadas

next