Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 5 de agosto y se habla de

Anffecc urge el mismo trato que se da en otras regiones para llevar la calma a las fábricas

Las esmalteras piden a Barceló que ceda y permita extender los test a los trabajadores asintomáticos 

4/05/2020 - 

CASTELLÓ. La Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc) ha vuelto a pedir a la Conselleria de Sanidad y a su titular, Ana Barceló, que cambie su criterio para que las empresas puedan realizar las pruebas Covid-19 también a los empleados que no presenten síntomas de padecer la enfermedad. La patronal esmaltera señala que estas pruebas se realizarían  a través de sus servicios sanitarios y los servicios de prevención, lo que permitiría extender la tranquilidad entre los trabajadores y sus familiares.

Anffecc ha emitido este lunes un nuevo comunicado relativo a la situación del sector con respecto a la pandemia de coronavirus y las medidas tomadas por el Gobierno en el Estado de Alarma. Ante el inicio de la desescalada y el comienzo de la fase 1 del desconfinamiento, de la patronal de las fritas y los esmaltes destacan que a partir de ahora “van a aumentar los contactos sociales y con ello el riesgo de contagio, por lo que es esencial extremar las medidas preventivas”, según argumentan. Por ello, explican las mismas fuentes, “es de vital importancia contar con un sistema de control que permita a las empresas garantizar la salud de los trabajadores y velar por su seguridad”. 

Desde Anffecc insisten, como ya hicieron la semana pasada, en que es “necesario que la Conselleria de Sanidad cambie su criterio y posibilite a los médicos de empresa, médicos higienistas y a los servicios de prevención decidir a qué trabajadores hay que realizar las pruebas, con el fin de poder salvaguardar la salud y el bienestar de nuestros trabajadores”.

En este sentido, la patronal esmaltera argumenta que desde la Administración autonómica “solo se está permitiendo realizar tests a las personas que tengan síntomas, previa prescripción facultativa”. Esta limitación, como ya coinciden en señalar el resto de patronales cerámicas como Ascer y Asebec, “dificulta enormemente el control de las personas que hayan estado en situación de riesgo, lo que está generando una incomodidad más que justificada entre los propios empleados, que quieren sentirse seguros en sus puestos de trabajo, más ahora que han empezado a relajarse las medidas de confinamiento”. 

Agravio comparativo con otras comunidades

Sin embargo, ante la petición de que se modificara este extremo por parte de la autoridad competente, el pasado miércoles la Conselleria de Sanidad emitió una circular reiterando que está permitido hacer las pruebas "solo a las personas con síntomas", cosa que, desde el clúster cerámico, “no se entiende, pues en otras comunidades autónomas sí está permitida la realización de pruebas diagnósticas a toda la plantilla”. Esta limitación, entienden, “supone un agravio comparativo para las empresas y trabajadores valencianos, que no pueden tener el mismo nivel de control que en otras zonas de España”.

Por ello, desde Anffecc y el clúster cerámico, apelan a la “responsabilidad social” y confían en que Conselleria “permita cuanto antes a los mencionados facultativos y a los de los servicios de prevención tener un criterio propio con respecto a qué empleados hay que realizar los tests, sea porque tengan síntomas o porque hayan estado en situación de riesgo, en contacto directo o indirecto con el virus”.

Sindicatos y patronal, unidos en la reivindicación

De hecho, añaden, “incluso los propios representantes sindicales del sector azulejero han reivindicado la urgente necesidad de proteger las plantillas frente a la pandemia del coronavirus, con la realización de los tests de diagnóstico en todos los sectores”

Según señalan, “es imprescindible tener mayor control, la certeza de que las medidas adoptadas funcionan y saber que el personal está seguro y con salud plena para poder trabajar con garantías”. Además, como ya se ha indicado por parte del clúster, “el coste económico de realización de esos tests es mucho menor al enorme coste de no hacerlo, no sólo en términos de salud pública, sino de la economía en general”. 

Por todo ello, esperan que desde la Administración autonómica “se hagan eco de esta medida, que solicita toda la industria valenciana, pues estamos en desventaja con respecto a otras regiones”. Y que la misma “sea aprobada con rapidez, para prevenir posibles contagios y evitar que haya una recaída en la contención de la pandemia, más ahora que se ha iniciado la desescalada”.

Finalmente y tal como viene siendo habitual en cada uno de los comunicados desde que estallara la pandemia, Anffecc vuelve a agradecer “la labor de los servicios sanitarios y servicios esenciales” al tiempo que manifiestan su apoyo “a todos los enfermos, sus familiares, a todas las personas que sufren, y especialmente a quienes han perdido a sus seres queridos por esta situación, que esperamos finalice lo antes posible”.

Noticias relacionadas

next