X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los ediles comenzarán a cobrar en septiembre ante el actual bloqueo

Los concejales de Castelló percibirán sus retribuciones con dos meses y medio de retraso

27/07/2019 - 

CASTELLÓ. Los concejales del Ayuntamiento de Castelló percibirán con dos meses y medio de retraso sus retribuciones. A partir de septiembre se normalizará el abono de los salarios en sus cuentas bancarias después de que se desbloquee la paralización actual, lo que sucederá, con toda seguridad, la semana próxima. La imposibilidad de aprobar los nuevos sueldos en el pleno de este jueves, al retirarse el punto del orden del día por el órdago del Partido Popular, retrasará hasta agosto la regularización administrativa de los mismos, considerando que el departamento de nóminas y contabilidad cierra las registros, adjuntando las gratificaciones y variables, el 20 de cada mes.

Tanto los miembros del equipo de gobierno como los ediles de la oposición tendrán que esperar hasta el regreso de las vacaciones para verificar el cumplimiento de sus ingresos. Ese devengo se producirá con carácter retroactivo, de manera que la paga de septiembre resultará más elevada de lo habitual.

La nueva corporación se constituyó el pasado 15 de junio y desde entonces, al no haberse acordado en sesión plenaria los emolumentos de la legislatura 2019-2023, los munícipes están en el limbo económico. En el momento en que se resuelva este problema, habrán acumulado dos mensualidades y media. Por ejemplo, en el caso de la alcaldesa, Amparo Marco, 16.365,52 euros brutos. Por lo que se refiere a los concejales del tripartito, la cantidad variará entre los 13.092,4 euros (100% de dedicación) y los 9.819,35 (75%).

Siendo las cifras cuantiosas, el hecho de que los ediles se encuentren actualmente sin ingresos supone un contratiempo para la práctica totalidad de ellos. Muchos, en sus círculos próximos, aseguran que la anómala situación acarrea una dificultad personal cuando hay que atender obligaciones económicas, como una hipoteca.

En este sentido, los regidores de la oposición padecen la misma situación, si bien es cierto que sus retribuciones son menos considerables. Salvo alguna excepción puntual, su principal fuente de ingresos procede del exterior, ya que compaginan el desempeño de sus responsabilidades políticas con otra profesión.

Incluso, en el caso de Vicent Sales la contrariedad es menor dada su dedicación exclusiva como portavoz del PP en la Diputación de Castellón. Es lo mismo que le ocurre a Patricia Puerta (PSPV-PSOE), del equipo de gobierno del Ayuntamiento y vicepresidenta de la institución provincial con una asignación del 100%.


Noticias relacionadas

next