Hoy es 28 de noviembre y se habla de

Objetivo a corto plazo para el azulejo: lograr la exención fiscal italiana para compensar el gas

30/09/2022 - 

BOLONIA (ITALIA) / ENVIADO ESPECIAL. Además de renovar las expectativas comerciales a corto plazo, la actual edición de Cersaie ha servido al sector azulejero español para marcarse un nuevo objetivo con el que tratar de minimizar la crisis energética que le atenaza: conseguir las exenciones fiscales que su homólogo italiano ha obtenido. Así lo ha expresado el presidente de la patronal Ascer, Vicente Nomdedeu, y, junto al resto del clúster, ha trasladado al president de la Generalitat, Ximo Puig, en una reunión en el marco de la feria de Bolonia.

Aunque todavía no conocen todas las ayudas que ha conseguido la industria transalpina –pretenden averiguarlo "a lo largo de este mes", señala Nomdedeu- hay una que el sector castellonense ya tiene clara y que pretende copiar, si la legislación española lo permite. Se trata de la exención fiscal de la que los fabricantes italianos disfrutan desde inicios de año y que ha ido creciendo desde un 10 a un 40%.

62 euros menos el megavatio hora

Así, según detalla Nomdedeu, a día de hoy los productores de revestimiento de los Apeninos no pagan impuestos por valor de un 40% de la diferencia del coste del gas del último año. En la práctica, la industria italiana queda actualmente eximida de pagar alrededor de 62 euros por cada megavatio hora de gas que consume. Esta cifra es el resultado de aplicar el 40% de exención a los 156 euros que resultan de restar a los 200 euros/MWh a los que aproximadamente cotiza el gas estos días los 44 euros a que se pagaba este input energético el 1 de octubre del año pasado.

Una vez conocido el consumo de gas total, cada empresa se puede detraer el montante resultante de los impuestos que mensualmente o anualmente paga (IVA, Sociedades, etc.). En este sentido, Nomdedeu destaca que esto tiene dos beneficios: "uno de tesorería", ya que reduce la presión sobre los pagos de las empresas (que pueden solicitar además financiación con el aval del contrato de cobro); y otro "sobre el Ebitda" de las compañías, tan afectado a día de hoy por la inflación.

Definir la medida… y reivindicarla

Pero para conseguir esto todavía deben definirse muchos aspectos. Este es uno de los puntos principales que las patronales Ascer, Anffecc y Asebec han abordado este jueves en la reunión con Puig y su gabinete. De esta manera, el primer paso es conocer si la normativa española permite esta exención y posteriormente habrá que ejercer de lobby para mostrar su necesidad y que Madrid la acepte.

Este concepto de grupo de presión es uno de los que más se ha repetido estos días en los pabellones boloñeses, tanto desde las empresas como desde las administraciones, estas desde múltiples orígenes. De hecho, también el presidente de Ascer ha señalado que en el sector están "más contentos con la estrategia de lobby [de la Generalitat] que con las ayudas". 

100.000 euros a corto plazo… ¿o más?

Con ello Nomdedeu se refiere a otro anuncio de Puig. Y es que, mientras se avanza hacia esta exención fiscal, la Generalitat completará, "hasta medio millón de euros" las ayudas a fondo perdido que el Gobierno estatal aprobó en primavera para el sector. Para las empresas de cierto tamaño esta aportación fue de 400.000 euros, de forma que ahora tan solo podrán recibir otros 100.000, según ha dicho Puig. Falta por ver si las empresas más pequeñas pueden obtener más de esos 100.000 euros hasta alcanzar ese límite de medio millón, que es el que marca la Comisión Europea para el Gobierno mientras este no le solicite aumentarlo. 

Esta es, precisamente, otra de las reivindicaciones que el azulejo y la Generalitat se han marcado exponer ante el Gobierno estatal, la de incrementar ese tope. Además, Puig pretende llevar a Bruselas la necesidad de fijar aportaciones equitativas para toda la industria europea: "No puede haber en Europa países que tengan más ayudas que otros, cada Gobierno tiene que apoyar de la misma manera", ha señalado ya investido de ese carácter lobístico

Buena marcha de la feria

Todo ello se enmarca en la visita que el jefe del Consell ha llevado a cabo a un puñado de empresas castellonenses del centenar que hasta este viernes exponen en Bologna Fiere sus productos. Sobre Cersaie, Nomdedeu remarca el "alivio" que aporta al sector la buena marcha de la feria. A falta de "digerir" los contactos materializados estos días en Bolonia, "la crisis de demanda [que el sector teme] parece que no será tal", manifiesta ahora. 

Sin duda, esta es una gran alegría para la industria azulejera castellonense, que al menos ve garantizados parte de sus ingresos. Pese a ello, hay que abordar la crisis energética, como también recuerda la patronal de las esmalteras Anffecc, que pide solucionar asimismo el conflicto con Argelia, por el que ya ha dejado de ingresar casi 50 millones de euros

Noticias relacionadas

next