Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Adif eleva la velocidad en la variante de Vandellós pero el recorte de tiempo aún no llega al Euromed

2/09/2020 - 

CASTELLÓ. Adif ha eliminado este martes 1 de septiembre la limitación temporal de velocidad que mantenía en los 64 kilómetros de la variante de Vandellós, con lo que ya se puede circular por toda ella a 200 kilómetros por hora, en lugar de los 160 posibles hasta ahora. A pesar de ello, por el momento el ahorro de tiempo no se trasladará a los Euromed, que seguirán tardando dos horas en conectar Castelló con Barcelona y 2h40 desde València, según han confirmado fuentes de Renfe. 

El motivo es que este recorte de tiempo en el trayecto (de alrededor de cinco minutos, si los trenes logran circular a 200 Km/h en toda la variante) se debe aplicar a través de una reprogramación de los servicios, explican las fuentes del operador ferroviario. De esta manera, los trenes de larga distancia que circulen por la variante de Vandellós dispondrán de un colchón de tiempo mayor para cumplir con sus horarios. 

Ocho meses desde la inauguración

La limitación de velocidad se ha eliminado de esta manera ocho meses y medio después de que entrase en funcionamiento la variante tarraconense, una reivindicación histórica en el Corredor Mediterráneo para eliminar el tramo de vía única ubicado más al norte y que dificultaba enormemente la circulación de los convoyes, tanto de pasajeros como de mercancías. 

Su puesta en funcionamiento fue anunciada por Adif como el hito que permitiría recortar los tiempos de circulación de los Euromed hasta en 45 minutos, pero para ello todavía deben darse algunos pasos. Tras las dificultades lógicas iniciales para la apertura de la variante, a día de hoy, el recorte está cifrado en alrededor de media hora. Y es que los trenes circulan por ancho ibérico desde València hasta la estación de Camp de Tarragona, donde cambian al ancho internacional y aumentan su velocidad. 

El aumento de velocidad en la variante es así un paso, pero todavía resta por unificar todo el trayecto en ancho internacional para conseguir el recorte de 45 minutos deseados. Eso sí, ahora mismo son pocos los usuarios que disfrutan del servicio. Y es que a día de hoy son solo 3 los Euromed que circulan en cada sentido en el Corredor Mediterráneo, frente a los 8 habituales antes de la pandemia del coronavirus. 

Noticias relacionadas

next