Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de noviembre y se habla de

Colorobbia sigue repartiendo dividendos y suma cinco millones a los diez de 2017

16/01/2020 - 

CASTELLÓ. Colorobbia, la filial castellonense del grupo dirigido por Marco Bitossi, sigue siendo un negocio muy rentable. Tanto que la compañía afincada en Vilafamés, uno de los referentes mundiales en la fabricación de fritas y esmaltes, no cesa de aportar dividendos a sus propietarios italianos. De hecho, en 2018 repartió cinco millones que se suman a los diez que ya había reportado a su accionista, la matriz italiana, en el ejercicio anterior... y a los 12 millones de 2016.

Así lo recogen las cuentas depositadas por la compañía para el ejercicio de 2018, que se acaban de hacer públicas y que reflejan un descenso de la facturación y de los beneficios de la firma. Frente a las ventas por valor de 175,9 millones de euros de 2017, lo que supuso un récord para la compañía, en 2018 la facturación cayó un 2% hasta los 172,4 millones. 

Más preocupante es la evolución de los beneficios, que alcanzaron los 8,77 millones de euros en 2018, una cifra sensiblemente más baja que los 11,36 millones de 2017 y, sobre todo, que los 18,9 millones de euros de ganancias de 2016. Y ello en un contexto en que los procesos de concentración en el sector de las fritas y esmaltes no cesan, como muestra el último movimiento por parte del fondo Lone Star, que al frente de Esmalglass-Ítaca acaba de hacerse con Ferro

Liquidez y reservas

Eso sí, Colorobbia tiene suficiente músculo financiero como para estar tranquila. La compañía vilafamesina cuenta con más de 24 millones de efectivo en Tesorería, que, aunque son sensiblemente menores a los 40 millones de 2017, siguen suponiendo un buen colchón. Además, la sociedad redujo en 2018 deuda en más de 8 millones de euros, hasta quedarse con un pasivo de 33 millones. 

A ello se suma la ingente cantidad de reservas de que dispone la entidad. Tras sumar 3,7 millones en 2018, los fondos de esta partida superaban al cierre del año los 233 millones de euros. 

next