Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 28 de noviembre y se habla de cd castellon CIUDADANOS CASTELLÓ evha coronavirus

la alcaldesa de castelló CONFIRMA LA AUTORIZACIÓN, PERO SANIDAD CONTINÚA SIN HACERLA OFICIAL

Los feriantes vuelven a mover ficha y piden montar sus atracciones del 13 de noviembre al 6 de enero

5/11/2020 - 

CASTELLÓ. Los feriantes vuelven a mover ficha y plantean ahora montar sus atracciones en Castelló del 13 de noviembre al 6 de enero. Ante la demora de Sanidad a la hora de oficializar la autorización, los profesionales proponen una nueva fecha con el objetivo de minimizar las pérdidas ocasionadas en estas semanas, ya que la pretensión inicial pasaba por abrir el recinto del PAU Gumbau el 16 de octubre, aprovechando el tirón de la festividad de Todos los Santos. Este miércoles la alcaldesa, Amparo Marco, reiteró el anuncio realizado por el concejal de Actividades, Jorge Ribes, en el pleno del pasado jueves sobre la concesión del permiso a los empresarios, aunque desde la administración autonómica sigue imperando el hermetismo.

El gremio asegura cumplir con todos los requisitos demandados por Conselleria y espera que en breve apruebe la solicitud para comenzar a instalar las infraestructuras. A pesar de que el calendario ha ido avanzando desde que se presentó la primera instancia, a mediados de octubre, el presidente de la asociación, Antonio García, garantiza una feria en las mismas condiciones que en años precedentes. En concreto, en cuanto al número de casetas y espectáculos, entre 70 y 80, en función del inicio de la actividad.

Protocolo 'anticovid'

Los empresarios subrayan que el protocolo presentado en Sanidad se ajusta a las medidas contra la covid-19. Así, se incide no solo en la limpieza y desinfección, sino también en las recomendaciones sobre la obligatoriedad del uso de la mascarilla y la distancia social. Asimismo, se contemplan huecos de seguridad entre los asientos de las atracciones con el fin de impedir los contactos. Además, se asegura un exhaustivo control de entrada, anotando nombre y apellidos de cada asistente. También se controla el aforo para evitar que se produzcan aglomeraciones.

En este contexto, los feriantes recuerdan que en otros municipios de la Comunitat, como València o Vila-real, sí se han otorgado licencias para estos meses. De ahí que no terminen de entender las reticencias en la capital de la Plana, más cuando desde el propio consistorio se traslada públicamente que Conselleria ha aceptado la petición pese a no haberla comunicado.

Por otro lado, como señaló el portavoz del ejecutivo local, José Luis López, en la última junta de gobierno, el Ayuntamiento está dispuesto a ampliar el visado de uso del recinto del PAU Gumbau, ya que "la administración no puede perjudicar a uno de los sectores que peor lo están pasando por la pandemia", subrayó. Y es que una vez Sanidad consienta la actividad, entonces corresponderá a la entidad local autorizar el usufructo del espacio público.

Los feriantes llevan un año sin trabajar en Castelló. La última vez que lo hicieron fue en el último trimestre de 2019. En marzo de 2020, con motivo de la Magdalena, comenzaron a ensamblar sus estructuras y casetas, pero la aparición de la covid-19 tiró por tierra sus planes. La suspensión de las fiestas no solo imposibilitó abrir, sino que además dejó a muchos profesionales atrapados al no poderse desplazar a sus lugares de origen por las restricciones de movilidad entre provincias.

Noticias relacionadas

next