Hoy es 2 de marzo y se habla de

STN construirá una canalización a la desaladora para garantizarse el crecimiento en la Plana Baixa

2/12/2023 - 

CASTELLÓ. El Grupo STN, el segundo mayor fabricante de azulejo en España y Europa y el séptimo del mundo, quiere garantizarse todos los elementos que necesita para seguir creciendo. De ahí la obra que está a punto de iniciar: la conexión directa, mediante una tubería, con la desaladora de Moncofa, para lo que cuenta con el Ayuntamiento de la localidad como aliado. 

Facsa ejecutará la instalación, en la que STN invertirá algo más de medio millón de euros, en una obra que podría comenzar a principios del próximo año. Así lo señala el alcalde de Moncofa, Wences Alós, quien apunta que, hasta ese momento, el grupo cerámico deberá proceder a la obtención de los terrenos, algunos de los cuales son públicos, pero entre los que también hay privados y para los que se deben alzar actas de ocupación. 

Grandes necesidades hídricas

Con la infraestructura, STN se garantiza el caudal hídrico necesario para toda la ampliación que está llevando a cabo en Moncofa y Xilxes... y para la que tiene prevista a futuro, entre las cuales hay nuevas fábricas y un macroparque logístico. No en vano, ya hace años que el grupo azulejero abastece la planta de Tesany de agua de la desaladora, pero sus necesidades hídricas se han disparado y el convenio con el Ayuntamiento se le ha quedado corto para cubrirlas. 

De hecho, el consistorio moncofense apunta que, gracias a la nueva conexión, el volumen de agua que llegará al polígono industrial Casa Blanca será de 1.250.000 m³/anuales, cuando la concesión de la Confederación Hidrográfica del Júcar al Ayuntamiento es de medio millón. Con esto, STN tiene garantizada el agua para seguir creciendo en la Plana Baixa -al menos en Tesany, ya que Azulmed también está a la espera de abastecerse de agua desalada- aunque todavía hay otras infraestructuras que debe asegurarse, como las que le aporten electricidad

Beneficioso para todas las partes

En la operación ganan todas las partes: STN por razones obvias, la desaladora porque aumenta su actividad, aún al ralentí, y Moncofa porque, como señala Alós, la nueva cañería, "una vez ejecutada, pasará a ser propiedad municipal. Su construcción permitirá garantizar el desarrollo futuro del polígono industrial y fomentar el asentamiento de nuevas empresas, teniendo en cuenta que dispondrán de un abastecimiento de agua totalmente garantizado, asegurando y creando centenares de puestos de trabajo".

Respecto de la desaladora, desde el Ayuntamiento mantienen su demanda de que sea el Estado el que asuma los costes de construcción, que rondan los 50 millones de euros, algo que todavía está en negociación. En este sentido, Alós recuerda que el acuerdo del consistorio con Acuamed "ha eximido temporalmente a los vecinos del pago de facturas millonarias por la construcción de la desaladora y ha permitido dotar de abastecimiento de agua a las áreas industriales que necesitan de un suministro estable y de calidad".

Noticias relacionadas

next