Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Ciudadanos traslada al pleno de Castelló la pugna con Compromís y Podem a nivel autonómico

31/07/2020 - 

CASTELLÓ. El pleno del Ayuntamiento de Castelló de este jueves reavivó la pugna entre Ciudadanos y los dos partidos minoritarios del Fadrell, Podem y Compromís, que se enzarzaron a tenor de los presupuestos municipales 2020. La formación naranja centró sus críticas en Podem y Compromís en un cruce de acusaciones en las que el PSPV jugó el papel de espectador. En el pleno municipal sonó una especie de eco de los recelos de parte del Botànic por la sintonía entre los de Ximo Puig y el partido de Cantó. Una sintonía que cada vez se escucha con más fuerza en la Comunitat.

El portavoz de Ciudadanos Alejandro Marín-Buck tomó el primero la palabra para explicar su enmienda a la totalidad a las cuentas municipales, y volvió a afear al Fadrell que su desacord "al más puro estilo culebrón venezolano" retrasó las cuentas y que luego "un muchacho de 28 años" (en referencia al portavoz de Podem Fernando Navarro) hubiese conseguido paralizarlos de nuevo con la petición de la plaza de ingeniero agrónomo

Además, el edil de Ciudadanos aprovechó para recordarle a Amparo Marco su mano tendida: "Desde el PSPV saben que en Cs nos ofrecimos atrabajar en el presupuesto pero ustedes lo rechazaron, espero que se den cuenta de que se puede y se debe hacer mejor". Y es que no es la primera vez que los de la formación naranja dejan caer que sus ediles 'suman' con los del PSPV en Castelló.

Y tú, menos

En su intervención Navarro replicó a Marín-Buck: "Si quiere evitar la desaparición de su partido no debería insultar al estrato social que les vota, que es la gente joven. Esto demuestra su miopía política señor Marín-Buck". "Además tengo 26 años, no 28, así que ni en eso se ha informado usted" añadía el edil de Podem. Algo a lo que, cual partida de pin pon, respondía el edil de Ciudadanos Vicente Vidal diciendo que "no tuviese la piel tan fina" y que si cree que Ciudadanos va a desaparecer "que vaya a Galicia y vea los resultados de las mareas". Una especie de y tu más por ver a quién le va peor.

Por su parte, desde Compromís Ignasi Garcia rompió una lanza a favor de su socio de gobierno al pedir a la alcaldesa que instase a Marín-Buck a rectificar por lo que consideraba "una falta de respeto" y "una línea roja que no se debería haber cruzado". "La edad del señor Navarro no le inhabilita para hacer política" sentenció el portavoz de la coalición valencianista. 

"Es una lata, el trabajar"

Sin embargo, el enfrentamiento no quedó ahí. Y es que Garcia afeó a Ciudadanos la redacción de su enmienda a la totalidad. "Al leer su enmienda se me ha venido a la cabeza Luis Aguilé y su canción Es una lata, el trabajar" ironizó el portavoz de Compromís. "El candidato a la alcaldía de Ciudadanos tiene la oportunidad de explicar como le gustaría que fuesen los presupuestos y dice que no hace falta porque solo el 26,6 % de los presupuestos no está comprometido", añadió Garcia. "Su eslogan Vamos Ciudadanos no puede ser más acertado, porque vamos, vamos... telita" sentenció.

Desde Podem, Navarro también quiso sumarse a los reproches a Ciudadanos: "Me preocupé de que el Fadrell pudiera estar en riesgo, pero ahora nos han demostrado que no tienen la capacidad para construir una alternativa, su discurso está cerca del terraplanismo". "Que un marxista confeso venga al pleno a dar lecciones es fuerte, ¡muy fuerte!" le devolvió Vidal por parte de Ciudadanos.

 

El desahucio también llega al pleno

En el turno de ruegos y preguntas Ciudadanos volvió a la carga para preguntar sobre la actuación de la concejala de Vivienda María Jesús Garrido en el desahucio de la calle Rio Nervión. Tras cuestionarle por el acuerdo plenario de 2015 que prohíbe a la Administración municipal colaborar en desahucios, Marín-Buck interpeló a Garrido: "¿Quién se excedió en sus funciones buscando el vídeo viral de la semana? Que usted se espose a las barandillas nos cuesta 62.000 euros". Podem contestará "por escrito", señaló Garrido.

El Partido Popular también quiso registrar una pregunta sobre la polémica del desahucio pero esta vez dirigida a la alcaldesa: "¿Aprueba el comportamiento de su concejala de Vivienda y del concejal de Transición Ecológica? ¿Cree que la Policía Local debe cumplir con su deber cuando se requiere su presencia?" preguntó Begoña Carrasco. La alcaldesa manifestó que también respondería por escrito aunque dejó claro que "la ley está para cumplirse y si la ley no nos gusta, se cambia donde corresponda".

Noticias relacionadas

next