Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la covid y hacer frente a los pagos por los pleitos urbanísticos marcan el presupuesto

Benlloch consigue cuadrar las cuentas municipales del 2021 en Vila-real, que se elevan a 51,3 millones

19/02/2021 - 

VALÈNCIA. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha anunciado este viernes que el equipo de gobierno ya tiene cerrado el presupuesto para 2021, que finalmente asciende a 51.375.000 euros y que ya cuenta con el informe favorable del departamento de Intervención por lo que se aprobará en un pleno extraordinario el viernes de la próxima semana.

Benlloch ha explicado en rueda de prensa que las cuentas aumentan en 3,6 millones más respecto a la previsión que anunció en el mes de diciembre, de 47.775.000 euros. Este incremento que se debe a la incorporación de 2,5 millones para el pago de resoluciones y sentencias urbanísticas heredadas de la etapa del PP que llegaron al Ayuntamiento a finales de diciembre, así como el aumento del 0,9% en la nómina de los funcionarios y la subida de las cotizaciones de la Seguridad Social más bajas del personal municipal, que suponen cerca de 500.000 euros.

Además, según se recoge en el comunicado municipal emitido tras su comparecencia, el Ayuntamiento recibirá finalmente un millón de euros más de las aportaciones del Estado y otros 383.000 euros procedentes de la Generalitat Valenciana para nuevos servicios de atención social, por lo que finalmente las cuentas se sitúan en 51,3 millones de euros.

Estos son los ejes de las cuentas municipales

El alcalde ha detallado los ejes del presupuesto: prudencia y responsabilidad, optimización de recursos a través de nuevos contratos para la mejora de servicios, lucha contra la covid-19, gestionar el pasado, el presente y el futuro y la alianza con la sociedad civil a través de los convenios con 69 entidades a los cuales se suman cuatro nuevos, tal y como ya anunció Benlloch en diciembre: la construcción del nuevo albergue de Cáritas (300.000 euros en tres anualidades); la restauración del salón de actos de la Comunidad de Regantes (120.000 euros en tres anualidades); el insectario de la Cooperativa Católico Agraria (20.000 euros) y el convenio por el 50 aniversario de la parroquia de Santa Isabel (12.000 euros). “Se trata de proyectos importantes para el futuro de la ciudad, que ya están en marcha, y tenemos que cumplir con el compromiso adquirido, por lo que los mantenemos en el presupuesto”, remarca el primer edil.

Otra de las prioridades es la lucha contra la covid-19. Así, entre las novedades respecto a la previsión de presupuesto que anunció el alcalde en diciembre destaca el aumento de la aportación para promoción económica y para la mesa del Pacto local por el renacimiento, que finalmente ascenderá a 450.000 euros, con el fin de lanzar también alguna línea de ayudas para el sector del comercio que más se ha visto afectado por las restricciones de contención de la covid-19.

Objetivo: mantener la deuda por debajo del 63%

Respecto a la gestión del pasado, el presente y el futuro, el alcalde ha incidido en la "incertidumbre" que supone la herencia urbanística del PP por las resoluciones y sentencias que llegan al Ayuntamiento. Además ha recordado que "no solo gestionamos la crisis de la covid-19 sino también la del urbanismo y la de la deuda del PP, que nos sitúa como la segunda ciudad de la Comunidad Valenciana de más de 50.000 habitantes con más deuda per cápita, a causa de la nefasta gestión del anterior gobierno". Respecto al endeudamiento, el presupuesto contempla un préstamo de 3 millones de euros para pagar los 2,5 millones de resoluciones y sentencias urbanísticas, así como las inversiones. Con todo, el primer edil ha subrayado que "gracias a que en 2020 hicimos un esfuerzo para reducir el endeudamiento, el objetivo es que a final de 2021 podamos mantenernos en el mismo nivel de deuda que teníamos al cierre de 2019, alrededor del 63%".

En el capítulo de inversiones, se mantienen las anunciadas en diciembre: la construcción de nuevos nichos y mejoras en el Cementerio Municipal (122.000 euros); la instalación de nuevos bolardos más seguros en el carril bici de la calle Ermita (35.000 euros); el servicio de alquiler de bicicletas Bicivila't (125.000 euros); la adecuación del interior del edificio del antiguo cine Condal, que se alquilará para uso como almacén municipal ante la necesidad de nuevos espacios (53.000 euros); y el pago de la compra del solar para la permuta de terrenos que hará posible la construcción de la futura comisaría de Policía Nacional (114.000 euros).

Noticias relacionadas

next