Hoy es 1 de octubre y se habla de

El medio siglo de Pamesa: un inicio complicado y un crecimiento vertiginoso en los últimos años

20/06/2022 - 

CASTELLÓ. Pamesa cumplirá en noviembre cincuenta años ratificado como el mayor fabricante del panorama azulejero europeo. Pero hasta alcanzar los 1.220 millones de euros de facturación con que cerró 2021 (y que prevé superar en un 35% al cierre de este año), ese medio siglo de vida tiene mucha historia que contar. 

Pavimentos del Mediterráneo SA nació en 1972 en Almassora, como el pasado jueves recordó su presidente, Fernando Roig. Cien inversores ajenos al sector cerámico se unieron para aprovechar la gran rentabilidad que por aquel entonces comenzaban a dar las firmas azulejeras, ubicadas mayoritariamente en l'Alcora y Onda. Con el objetivo de crear una fábrica de última tecnología, cada uno aportó 2 millones de pesetas. Los 200 millones de capital social suponían una cantidad muy importante para la época y el objetivo estaba claro: lograr una compañía puntera en el sector. 

Fernando Roig toma el mando en 1976

Pero los inicios fueron complicados, y en 1976 Pamesa estaba al borde de la quiebra. En ese momento, Francisco Roig, padre del actual presidente y que se encontraba entre los inversores iniciales, pidió a su hijo Fernando que asumiera la gestión de la firma. La familia Roig tomó el control mayoritario de la sociedad a través de la ampliación de capital que se llevó a cabo, a la que acudieron pocos de los inversores iniciales. 

Pese a la juventud (contaba con 30 años) y la inexperiencia del nuevo gerente, los resultados llegaron pronto. En tres meses triplicó la producción y comenzaron a llegar los beneficios, destacan desde la compañía. Poco a poco la firma fue creciendo en sus instalaciones originales. En Almassora lanzó la primera línea de gres porcelánico (bajo la marca Compactto) en 1987 y seis años después adoptó la cogeneración como una vía para abaratar costes y aprovechar la energía utilizada para la producción cerámica. 

En 1995 Pamesa solo contaba con la planta de Almassora.

Primeras compras

Esta planta de Almassora fue la única con la que contó la firma hasta 1995. Un año después inició un proceso de crecimiento que se ha disparado en los últimos ejercicios. En aquel 1996 materializó su primera compra, Cottocer, y un año después gestó Ondagen, la primera de las plantas atomizadoras que pasaron a formar parte del grupo. 

Y es que una de las claves del éxito empresarial de Pamesa está en el control de todo el proceso de producción cerámica, que ahora abarca desde la obtención de las materias primas, su procesamiento, fabricación y hasta la comercialización final de los azulejos. Incluso para el transporte, Fernando Roig anunció hace un año que iba a llegar a anuncios con transitarias y líneas marítimas, y no es descartable que dé algún paso más en este sentido. 

En ese mismo 1997 nació Pamesa do Brasil con la finalidad de ampliar mercado. Y tras este paso llegó la creación de la comercializadora Geotiles en 1999 y, ya en este siglo, la compra de Compacglass en 2005 y la de la segunda atomizadora, Arcillas Atomizadas, dos años después. Por aquel entonces también lideró la gestación de la comercializadora de gas Encersa en conjunto con otros empresarios, y actualmente tiene a Incogas (vinculada a aquella operación) como uno de sus activos propios.

Venta truncada y la gran crisis

Fue en noviembre de 2006 cuando Roig anunció que valoraba la venta del grupo (a excepción de la planta brasileña y de las filiales de tierras) pero la operación con una filial de capital riesgo del BBVA se truncó finalmente. Y entonces llegó la gran crisis al sector azulejero. A raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, la principal industria castellonense sufrió una reestructuración brutal.

En medio de esta crisis, Pamesa siguió creciendo con la creación de Ecoceramic y Prissmacer (en 2009). Y unos años más tarde el crecimiento fue inorgánico. Primero con la compra de Navarti (que fusionó con Compacglass), en 2014; y dos años después materializó uno de los grandes saltos del grupo con la adquisición de TAU en la subasta abierta a raíz del concurso de acreedores de Taulell.

Relanza compañías quebradas

El relanzamiento de esta factoría y de la marca asociada en un tiempo récord es uno de los grandes hitos de la historia reciente del grupo azulejero. Y más recientemente se ha visto complementado con la compra de Keramex, que ha vivido un resurgimiento similar y en cuya sede se ubica actualmente Geotiles

Todos estos movimientos llevaron al grupo, al cierre de 2021, a más que cuadruplicar su facturación en una década, hasta elevarla por encima de los citados 1.220 millones de euros con que finalmente cerró ese ejercicio. Y eso que esas cifras no incluyen el 50% de Cifre y Argenta, compra materializada a finales de 2020 y que no consolidan resultados en el grupo. Ni tampoco el último gran salto del gigante azulejero castellonense: la compra del grupo Azuliber, que supuso un nuevo terremoto en el sector hace menos de un año

En esta incorporación, y en el crecimiento orgánico, se basará el aumento "de entre el 35 y el 40%" de la facturación que la firma liderada por Fernando Roig espera para el presente ejercicio, como él mismo ha reconocido. Pero primero tiene que "digerir y reordenar" Azuliber, un gran grupo en sí mismo, pero con muchos problemas de funcionamiento interno. 

Las instalaciones actuales de Grupo Pamesa.

El crecimiento también llegará a través de las potentes inversiones que llevará a cabo, que se elevan 95 millones de euros. Y es que este es otro de los aspectos que caracteriza al grupo, que en 2020 materializó la mayor planta fotovoltaica de autoconsumo de Europa

Su propio universo 

Así se ha creado este gigante azulejero mundial, el primer fabricante europeo, y que cuenta con un universo propio conformado por seis marcas, ocho fábricas, siete centros de atomización y once centros logísticos (dos más que hace un año), además de cuatro minas en producción y otros activos estratégicos. 

Con todo ello, y de momento, "no estamos valorando ninguna oportunidad" para sumar nuevas compras, aseguró Roig en la rueda de prensa de balance anual. A la vuelta de la esquina tiene la celebración del medio siglo de Pavimentos del Mediterráneo SA con la "satisfacción de haber crecido y de lo que hemos conseguido". 

Noticias relacionadas

next