Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los Presupuestos Generales del Estado posponen las grandes inversiones pendientes en Castellón

29/10/2020 - 

CASTELLÓ. Los Presupuestos Generales del Estado de 2021, que este miércoles han llegado al Congreso de los Diputados para su trámite parlamentario, posponen las grandes inversiones pendientes en Castellón. Así sucede, por ejemplo, con el acceso sur en tren al puerto y la plataforma intermodal vinculada, para los que únicamente hay consignados 4,1 millones el año próximo, 2 por parte de Adif y otros dos en base a la Autoridad Portuaria de Castellón y el Fondo Financiero de Accesibilidad Marítimo Terrestre. Esta es una inversión escasa para dos infraestructuras cuyo coste se eleva hasta los 173 millones de euros (153 del acceso y 20,6 de la estación) y que, en el caso del acceso, se encuentra en teoría en los últimos pasos de su tramitación. 

También sucede esto, siguiendo con las inversiones que dependen del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, con la plataforma propia para ancho internacional entre València y Castelló, que en las últimas cuentas, las de 2019, estaba previsto comenzar en 2022 con una dotación de 66 millones y para la que ahora se espera destinar 6,6 millones en 2023 y 45,6 en 2024. El año próximo no se prevé destinar ni un euro a pesar de que el estudio informativo ya debería estar acabado. 

El Corredor se vuelve a llevar el grueso

De los 204 millones en inversiones territorializadas que le corresponden a las comarcas castellonenses en virtud de los PGE de 2021 (una inversión similar a los anteriores), más de la mitad deberían plasmarse en la implantación en la provincia del ancho internacional entre València y Vandellós, para los que están presupuestados 118,6 millones. Es más dinero de lo que se preveía en las anteriores cuentas, pero esta dotación no se ha materializado... y falta por ver si las obras entre Castelló y Tarragona comenzarán en 2021, dado que antes se deben acabar los tramos al norte y al sur.

Los PGE sí clarifican que este trayecto del Corredor Mediterráneo contempla una inversión total de 266,7 millones, mucho menor que los 409 de los últimos presupuestos. Esto es debido a la modificación del proyecto, que contempla ahora el cambio del ancho de vía ibérico al europeo en las dos vías. 

Asimismo, en otras actuaciones en el Corredor está previsto invertir 17,5 millones de euros, además de otros 4 en la mejora de la línea Sagunto-Teruel. En cuanto a la mejora de la línea de Cercanías, que en las anteriores cuentas preveía recibir 71 millones en un año, la dotación se desploma hasta los 4 millones sin que aquella se haya materializado. Asimismo, el presupuesto global de la actuación, a desarrollar hasta 2025, cae de 78 millones a 50.

18 millones en el puerto

En cuanto al puerto de Castellón, la inversión prevista para el próximo año alcanza los 18 millones de euros. En ellos se incluyen los 2,1 de su tramo del acceso sur y otros 2 para la conexión ferroviaria interna, que se llevará a cabo de forma acompasada con el primero, y que por lo tanto también está en el aire. La mayor parte de las obras previstas en el puerto son menores, aunque también destaca el nuevo muelle de graneles líquidos, con 3,8 millones para 2021. Las últimas cuentas ya preveían iniciar los trabajos en 2020. 

Fuera del presupuesto de la Autoridad Portuaria de Castellón, la Dirección General de Carreteras prevé 100.000 euros para conectar la autovía de acceso al puerto, la CS-22, con la dársena sur, lo que serviría para iniciar la tramitación del acceso viario definitivo a este recinto portuario. Carreteras también prevé otros 100.000 euros para unir la CV-10 con la CS-22, pero esta obra lleva años durmiendo el sueño de los justos. 

Adiós a la CV-10 a Tarragona y la mejora de la N-340

En materia viaria la inversión más relevante, con 15 millones, va destinada a materializar la N-232 en el puerto de Querol, que gracias a ello el año próximo debe estar cerca de ver, por fin, acabadas las obras. Asimismo, se recogen 100.000 euros para la tramitación del tramo anexo, hasta Morella sur. 

Aparte de esto, lo más significativo en cuanto a carreteras de los PGE de 2021 es que desaparecen de las cuentas del Estado dos actuaciones en su día emblemáticas para la provincia: la prolongación de la CV-10 hasta la provincia de Tarragona y la mejora de la N-340 entre Castelló y Orpesa. No es casualidad que esto se produzca en las primeras cuentas tras la liberalización de la autopista AP-7. Y es que el Gobierno ya ha reconocido que la prolongación de la Autovía del Interior está condicionada a lo que determinen los estudios de tráfico de la AP-7. Asimismo, tras la polémica de hace ya muchos años para la duplicación de la N-340, esta ha quedado ya en saco roto. 

Tampoco aparece en los PGE, al menos no desglosado en su lugar habitual, la mejora de la N-238 entre Vinaròs y la AP-7, algo sorprendente porque la adjudicación de esta actuación, que salió a concurso por 15 millones de euros, debería estar muy cercana

Las conexiones de las desaladoras, retrasadas

En materia de agua las principales actuaciones vuelven a concernir a las dos desaladoras de la provincia. Aunque para el año que viene se recogen inversiones por algo más de 2,7 millones en las plantas de Moncofa y Cabanes-Orpesa, estas son dotaciones que se repiten en los últimos presupuestos. En algunos casos, como el depósito de regulación de Benicàssim, ni siquiera han comenzado los trabajos. 

En cuanto a las nuevas conexiones hídricas de las desaladoras, sobre las que parece haber consenso para sumar usuarios y repartir de esta manera los costes de funcionamiento y amortización de las plantas, las primeras inversiones están programadas para 2022. En las anteriores cuentas esto se preveía para 2021. 

La novedad, aforos en el Bergantes

También en materia hídrica, la novedad es la inclusión, por primera vez en los PGE, de una partida de la Confederación Hidrográfica del Ebro, en este caso para construir estaciones de aforo en el río Bergantes, que atraviesa la zona más septentrional de la provincia. Eso sí, el proyecto son solo 46.400 euros, de los que 8.000 se invertirían el próximo año. Estas cifras están muy lejos de los 22,5 millones pactados hace casi siete años entre la Diputación de Castellón y la CHE para que 16 localidades castellonenses pudiesen aprovechar 10 hectómetros cúbicos de agua de este afluente del Ebro. 

En cuanto a la regresión del litoral, las inversiones previstas calcan prácticamente las de los ejercicios anteriores. En este contexto, quizás la obra más importante que comience el año próximo en la provincia es la del Archivo Histórico Provincial, para el que los PGE de 2021 consignan 2,6 millones de euros. Este es un proyecto que las cuentas cifran en 12,4 millones pero que la adjudicataria materializará por 7,2, sin contar impuestos. Debería estar acabado en 2024. 

Noticias relacionadas

XEITO I ESPENTA

Las cuentas del Gran Capitán

Valga la anécdota histórica para ilustrar el acuerdo presupuestario de Sánchez y sus socios de investidura por mor de la necesidad matemática monclovita. En época de los Reyes Católicos,, el Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba, multiplicó los bienes para España tras sus campañas en Italia con un escaso ejército y nimios fondos económicos. Ahora parece que las cesiones y dádivas a los que apoyan las cuentas del Estado son todo un paralelismo

next