Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Consell ya ha autorizado este año la producción de 6.780 cabezas de cebo más en la provincia

14/10/2019 - 

CASTELLÓ. La Conselleria de Desarrollo Rural ha autorizado en lo que llevamos de año la producción de hasta 6.780 cabezas de cerdo de cebo en cuatro granjas porcinas de la provincia de Castellón. Las declaraciones de impacto ambiental favorables llegan en un buen momento para el negocio ganadero porcino y vacuno, de mayor rentabilidad económica y cuyos animales son más resistentes a las bajas temperaturas.

La Generalitat ha concedido las dos últimas autorizaciones a ganaderos de Vilanova d'Alcolea y Morella. En el primer caso, un pequeño empresario tramita desde hace dos años los permisos para construir una granja para 2.500 cerdos de cebo, que estarán alojados en dos naves situadas en la partida Bassa d'en Gil, a 2 kilómetros al este del casco urbano.

Según el proyecto empresarial, el ganado accederá a la explotación porcina con entre 12 y 18 kilos de peso y apenas seis semanas de vida. Tras un ciclo de cinco meses de engorde mediante pienso, serán trasladados al matadero con un centenar de kilos de peso. Cada una de las dos naves previstas en el proyecto tendrá una superficie de 1.200 metros cuadrados.

En Morella, casi 2.000 animales

La segunda autorización permite ampliar una granja porcina situada en Morella, a cinco kilómetros al oeste de su casco urbano, en 780 cabezas de cerdo de cebo gracias a la construcción de dos naves que se suman a las cuatro ya existentes. En total, las seis instalaciones cubiertas previstas en el recinto situado en la partida Primera del Río albergarán un máximo de 1.980 cerdos de cebo.

Estas dos declaraciones de impacto ambiental se suman a las otras dos ya aprobadas en el presente año por la Dirección General de Medio Natural y de Evaluación Ambiental. La Generalitat autorizó en febrero una explotación de engorde de cerdos en Les Coves de Vinromà con capacidad para 1.000 animales. También avaló en julio otra granja destinada al engorde de hasta 2.500 cabezas de cerdos de cebo en Tírig.

Además de su mayor rentabilidad y resistencia física frente a las inclemencias meteorológicas, la menor exigencia técnica en el desarrollo del trabajo también favorece la creación de explotaciones porcinas.

En la actualidad hay censadas 933 explotaciones porcinas en la Comunitat Valenciana con un censo de 1,3 millones de cabezas, según fuentes de la Conselleria de Agricultura. Aproximadamente la mita de ellas están en la provincia de Castellón. El sector ganadero representa el 19% de la producción final agraria en la Comunitat.

Noticias relacionadas

next