X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en coordinación con la policía nacional y local y mientras dure el estado de alarma

El Ejército se incorpora a las tareas de vigilancia en las zonas industriales y agrícolas de Vila-real

24/03/2020 - 

VILA-REAL. Desde este martes varias brigadas del Regimiento de Transmisiones 21 de Marines, Valencia, perteneciente al Ejército de Tierra, se han desplegado en Vila-real para llevar a cabo labores de vigilancia y control en las zonas industriales y el término municipal, en coordinación con la Policía Local y la Policía Nacional de Vila-real, durante el periodo de estado de alarma decretado por el Gobierno central por la crisis sanitaria del COVID-19, según han informado fuentes municipales a través de un comunicado.

El despliegue militar, que se prolongará durante las próximas semanas según la evolución de las medidas de restricción de actividad y desplazamientos, se realiza a petición del propio alcalde de la ciudad, José Benlloch, quien ha señalado que la función de estas brigadas será únicamente la de “garantizar la seguridad y el control de las áreas industriales, agrícolas y zonas de masets para evitar que aquellos que en estos momentos puedan estar pensando en delinquir, aprovechando el periodo de confinamiento de la población -que no puede desplazarse a sus segundas residencias, y de inactividad en algunas empresas- sepan que tenemos el término municipal bien vigilado”.

Benlloch ha remarcado a través del comunicado que la ciudadanía debe estar “tranquila” ante la presencia militar ya que “los únicos que deben preocuparse son quienes piensan en hacer daño”. “Contar con la colaboración del Ejército nos permite que la Policía Local y la Policía Nacional puedan centrar su trabajo en el casco urbano, donde en estos momentos tenemos que estar muy pendientes de que se cumplan las medidas de confinamiento y de cierre de determinadas actividades y de ayudar a la ciudadanía que lo necesite”, insiste el primer edil.

El colegio Concepción Arenal como centro logístico

El alcalde ha recibido en el Ayuntamiento al teniente Pedro Valero, del Regimiento de Transmisiones 21 de Valencia, para abordar los detalles del despliegue, que implica la presencia en la ciudad de entre 30 y 40 militares, en varias brigadas. Ambos se han reunido junto a la teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Silvia Gómez, y el inspector de la Policía Local José Luis de Llago. Durante la jornada de este martes, el consistorio ha facilitado el uso de las instalaciones del colegio Concepción Arenal, situado a escasos metros de la Jefatura de la Policía Local, para la logística e intendencia de este Regimiento. “Mientras dure el estado de alarma, estos militares vendrán en diferentes momentos para ayudarnos en este trabajo de vigilancia y para que la ciudadanía se sienta segura en todo momento”, concluye Benlloch.  

Noticias relacionadas

next