Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Ivia y operadores privados facilitan con una app la elección de mandarinas y naranjas para el cultivo

11/09/2020 - 

CASTELLÓ. El proyecto Gocitrus contará en 2021 con marcadores de ADN para identificar sin error el 25% de las variedades de mandarina y el 10% de las naranjas. Mediante una aplicación móvil, los citricultores podrán conocer la mejor combinación variedad-portainjerto al disponer de la información varietal y agronómica actualizada y así poder cultivarla.

Esta base de datos genómica y su tecnología podrían sentar las bases para crear un servicio nacional de identificación en el Institut Valencià d'Investigacions Agràries (Ivia), según destaca en un comunicado este grupo operativo, Gocitrus, que integra a las principales entidades españolas del sector.

Junto al centro de referencia en investigación varietal de cítricos, el Ivia, la labor de enlace que ejerce la Plataforma Biotecnológica Biovegen y al partner financiero, Cajamar, Gocitrus integra a importantes exportadores, como Anecoop, y otros a través de los grupos de investigación varietal CGM (que integra a las empresas Giner, Cañamás y Martinavarro); ICCSA (con varias empresas y cooperativas integradas en la patronal castellonense Asociex); y Citrus Génesis, filial de la murciana AMC Group.

Los beneficios del proyecto

La diferenciación entre una determinada mandarina o naranja y otra de su mismo grupo es un problema que lastra el desarrollo de la industria española, la dedicada a la investigación y la explotación de nuevas variedades más adaptadas, más rentables para el citricultor. En la mayoría de los casos, la autentificación de una variedad se basa en un peritaje sobre las características agronómicas conocidas del fruto en cuestión (grados brix, acidez, forma de la hoja, morfología del fruto). Se trata de un sistema no arbitrario, basado en criterios objetivos, pero "caro, lento y, desde luego, no inequívoco, ya que deja un considerable margen a la interpretación del experto", señalan desde Gocitrus.


Ahora, este proyecto pretende resolver este problema aplicando nuevas técnicas de identificación varietal basadas en la genómica, al ser "baratas, rápidas de ejecutar y fiables al cien por cien". Está previsto que el proyecto, que en este campo es el más avanzado del mundo, finalice en 2021 y aporte una solución a la elección de la mejor variedad. Lo hará a través de una app que se podrá descargar desde cualquier móvil o tableta, que contendrá y procesará todos los datos, agronómicos y algunos comerciales, necesarios para asistir al agricultor.

Heredero de Citruseq-Citrusgenn

El proyecto, iniciado en enero de 2020, supone en cierta medida el desarrollo natural de la mayor investigación genómica varietal jamás realizada en cítricos -el proyecto Citruseq-Citrusgenn-, que supuso una inversión público-privada de 7,5 millones de euros. De hecho, sus miembros actuales son casi los mismos. Aquel megaestudio logró secuenciar más de 250 especies de cítricos, patrones y variedades. Hoy este ingente trabajo, más las aportaciones de otros centros, permite que Gocitrus disponga de una base de datos genómicos que abarcará, a finales de este año, a un tercio de las variedades comerciales de cítricos existentes (se han secuenciado ya 83 variedades y otras 24 están en proceso, de un total de 324 registradas). 

Con este material, el proyecto obtendrá a mediados de 2021 marcadores moleculares para identificar sin riesgo a error al 25% de las variedades comerciales hoy existentes en el grupo de mandarinas y al 10% de las de naranjas, lo que incluirá la mayoría delas protegidas y comercialmente más demandadas. "La investigación básica desarrollada en Citruseq-Citrusgenn nos va a permitir ahora crear herramientas claves para impulsar al sector español de la obtención citrícola, de manera diferencial con respecto al resto del mundo –que no tiene esta tecnología- y poder abordar una revolución varietal inteligente en beneficio del citricultor y del sector exportador español", explica el investigador jefe del proyecto, a la sazón director del Centro de Genómica del Ivia, Manuel Talón.

next