Hoy es 5 de diciembre y se habla de

Luz verde a la nueva ley de cambio climático de la comunitat valenciana

La cerámica se podrá desgravar los impuestos a emisiones si invierten en eficiencia energética

24/11/2022 - 

VALÈNCIA (EP). El pleno de Les Corts ha aprobado la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica, un proyecto impulsado por la Generalitat que incluye tres nuevos impuestos 'verdes', que se aplicarán finalmente a partir de 2025 y gravarán las emisiones de gases de efecto invernadero, los vehículos contaminantes y las grandes superficies que generen movilidad.

En el debate de este miércoles, los grupos del Botànic defendieron que es una ley más necesaria que nunca y que no se podía retrasar más, mientras la oposición rechazó los nuevos impuestos y advirtió de la invasión de competencias estatales. Finalmente ha salido adelante este jueves con los votos a favor de PSPV, Compromís y UP, la abstención de Cs y el rechazo de PP y Vox.

Deducción fiscal para el azulejo

Durante la tramitación parlamentaria, los socialistas plantearon en solitario varias enmiendas para rebajar el impacto fiscal en el sector azulejero, afectado por la crisis energética, lo que llevó a sus socios a exigir "coherencia" con el pacto de gobierno.

Sin embargo, hace unas semanas, los grupos del Botànic llegaron a un acuerdo sobre las tasas, de manera que las empresas se las puedan desgravar durante cinco años "siempre y cuando hagan inversiones potentes en eficiencia energética, mejoras concretas y efectivas".

Se estableció una deducción de hasta el 100% del impuesto a las emisiones para las empresas que emitan menos de 20.000 kilotoneladas de CO2 al año, siempre que acrediten inversiones orientadas al control, prevención y corrección de la contaminación certificadas medioambientalmente por una entidad acreditada. También se introdujo una moratoria para su aplicación a partir del 1 de enero de 2025.

Red pública de recarga

En general, el objetivo de la Ley de Cambio Climático es reducir las emisiones hasta un 40% en 2030 y alcanzar la neutralidad en 2050. Contempla mecanismos para agilizar la implantación de instalaciones renovables promovidos por cooperativas, comunidades energéticas locales o ayuntamientos, junto a la creación de una red pública de puntos de recarga y la introducción de la educación ambiental en el currículo escolar.

Además de esta norma, Les Corts aprobaron hace dos semanas la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para el fomento de la Economía Circular, que recoge la obligatoriedad de servir agua del grifo gratis en la hostelería y prevé la implantación de sistemas de recogida puerta a puerta y de devolución y retorno en comercios para botellas de plástico de bebidas con una capacidad inferior a tres litros.

Noticias relacionadas

next