Hoy es 8 de marzo y se habla de 8-M talleres colomina empresas desde el interior CÓMICS

la formación 'naranja' supedita cualquier avance a la reestructuración de competencias

Cs deja enfriar la posibilidad de un acuerdo de gobierno estable con el PP en Benicàssim

13/12/2020 - 

BENICÀSSIM. Ciudadanos deja enfriar la posibilidad de un ejecutivo estable con el Partido Popular en el Ayuntamiento de Benicàssim. La firma del pacto de gobierno, pendiente desde el inicio de la legislatura, todavía tardará un tiempo en producirse pese a la insistencia de la alcaldesa, Susana Marqués (PP), en las últimas semanas, instando a su socio a sellar cuanto antes el acuerdo tras haber recuperado la mayoría absoluta en la corporación. Sin embargo, fuentes de la formación naranja advierten que el nuevo escenario político invita a reflexionar sobre los compromisos adquiridos al inicio del mandato y que meses después se revisaron, pero sin llegar a plasmarse sobre el papel. 

La última vez que ambas fuerzas políticas abordaron la negociación sobre el documento de gobernanza fue en pleno verano, concretamente en agosto. Entonces, a Cs le urgía rubricar la declaración de intenciones para cerrar la crisis abierta a raíz de la marcha de su ex edil Domingo Lorenzo al grupo de no adscritos. Además, el nuevo dibujo en el reparto de escaños dejaba al ejecutivo local en una posición incómoda, al encontrarse en inferioridad numérica respecto a la oposición y a merced de los dos tránsfugas.

Esa situación de ingobernabilidad, empero, resultó insuficiente para que la primera munícipe se pronunciara acerca de la postrera propuesta de la portavoz del partido liberal, Cristina Fernández, cuyo correo electrónico nunca encontró respuesta. Ya no se volvió a tratar más el tema, a pesar de los episodios de tirantez vividos en los sucesivos plenos a consecuencia de la preeminencia del bloque de izquierdas con la complicidad de los concejales díscolos.

Ahora, las prisas parece que están en el lado del PP. Sin ir más lejos, una semana antes de oficializarse la renuncia del ex regidor de Ciudadanos, permitiendo a la formación naranja recuperar su tercer representante en el consistorio, Marqués planteó reanudar las conversaciones para refrendar el pacto.

Otras prioridades

Fuentes de Ciudadanos señalan que, en estos momentos, las prioridades del bipartito van en otra dirección. La entrada de Natividad de los Dolores Alonso como nueva edil obliga a abrir un debate interno a propósito del reparto de competencias. Por su escasa experiencia municipal y sin un perfil tan técnico como el que caracteriza al ex inspector de policía Lorenzo, que se ocupó del área de Seguridad mientras formó parte del ejecutivo, la reestructuración de delegaciones tiene visos de ir más allá de un reajuste de delegaciones dentro de Cs. En consecuencia, el colectivo de Fernández considera que primero resulta imperativo resolver esta cuestión para después tocar lo relativo al pacto de gobierno.

Por otro lado, tras haber transcurrido más de un año de las elecciones municipales de 2019, las circunstancias no son las mismas, de manera que algunas obligaciones que se adquirieron en aquel instante exigen ahora de un enfoque distinto. Es decir, sin empezar de cero surge la necesidad de reorientar varias de las líneas estratégicas, que en ningún caso pasarían por modificar la hoja de ruta respecto a la alcaldía, permaneciendo en poder de Marqués hasta culminar la legislatura en 2023.

Cabe precisar que la corporación de Benicàssim se compone de 17 concejales. Nueve conforman el gobierno (seis populares y tres naranjas), mientras que la oposición suma un regidor menos (ocho), con cuatro del PSPV, dos de Compromís, uno de Ara Podem y el último del grupo de no adscritos (José Carlos García, ex de Vox).

Noticias relacionadas

next