Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la easd celebra sus 2oª jornadas 

El diseño de moda germina en Castelló: así avanza un sector 'saqueado' por los influencers

12/02/2020 - 

CASTELLÓ. Cuando la EASD de Castelló abrió sus puertas hace más tres décadas solo era una escuela de arte. En aquellas aulas el diseño todavía no se contemplaba. Todo era ilustración, gráfica y escultura, por eso que con el tiempo llegasen el diseño gráfico, de producto y de interiores supuso un consuelo para muchos profesionales de la provincia que tenían que marcharse hasta otras ciudades para desarrollarse. Con estas titulaciones, el centro urgía, además, de una renovación. Y así se hizo. Cambiaron su nombre y su identidad. Sin embargo, continuaba faltando algo más. 

Castellón tenía -y todavía tiene- una gran deuda: la moda. Para ver sus obras desfilar, nuestros diseñadores tienen que desplazarse mínimo hasta València. Faltan citas y faltaban también estudios. En definitiva, un 'ecosistema' que, por fin, podría estar empezándose a gestar. La EASD sumaba este año una nueva titulación basada en la creación de ropa y de accesorios. Aunque como ellos dicen, la moda es mucho más. "Hace años hubiera parecido imposible, pero aquí estamos con una titulación que nos ha costado pero que por fin está con nosotros. Una vertiente artística muy importante cuando hablamos de pedagogía, ciencia, emociones y personas. Todo esto nos asegurará una proyección europea y, por qué no, universal", abanderaba Gisela morales, inspectora de Educación, en las 20ª Jornadas de Diseño del centro educativo.

Por su parte, Miguel Monar, director de la EASD aseguró que cuando se crearon todas estas titulaciones se pensó en "acercar a los profesionales el oficio en un momento en el que se hablaba poco de diseño". "Ahora en cambio se habla mucho y más que se hará con la elección de València como Capital Mundial del Diseño en 2022. Un evento al que Castellón debe sumarse. No sabemos qué profesiones habrá en el futuro, la mayoría están por inventarse, pero podemos intuir que todas tendrán como fundamento la forma de pensar del diseño. Este se ha revelado como la herramienta adecuada para abordar problemas que tienen difícil solución como la pobreza, el cambio climático o la atención sanitaria. Lo que denominamos problemas perversos", expresaba el directivo.

La cita, que arrancó ayer, continuara hasta el viernes para hablar del diseño gráfico, la fotografía, la cerámica, la ilustración o incluso del cine. Una celebración que sirve, a propósito, para recordar los importantes cambios que ha sufrido la escuela con el tiempo, pero también para afianzar sus demandas futuras. Entre las más destacadas, la creación de una escuela de mayores capacidades. "Yo también espero que tengamos pronto un centro mejor", respondía al vuelo la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, que asistía a la inauguración de las jornadas junto a Carmen Lázaro, vicerrectora de Cultura de la UJI; y José Vicente Ramón, gerente de la Fundación Dávalos-Flétcher, entre otras personalidades. 

"Por el bien de la moda esperemos que los influencers estén ya obsoletos"

La EASD, que se encuentra formando a sus primeros 16 alumnos en Diseño de Moda, decidió empezar su celebración homenajeando precisamente al último grado en incorporarse. Una primera conferencia dedicada a los influencers, y en cómo puede afectar su existencia a la profesionalidad del diseño, y que estuvo capitaneada por Higinio Mateu, asentado desde hace años en Castelló. El valenciano empezó a hacer sus propios trajes como drag, pese a "odiarlo". "No es un joglorio como muchos creen, es un trabajo duro", explica el mismo. Pero gracias a ello, empezó a coser. "Destrocé la máquina de mi madre", apostilla. Y con el tiempo terminó abriendo una tienda de alta costura en la ciudad, que aunque en un principio era de naturaleza prêt-à-porter, terminó centrándose en el diseño a medida. "Mis días son de 12 horas, porque no solo tienes que saber hacer un boceto, hay que plasmarlo y saber qué materiales utilizar. La moda tiene que ver con el diseño en general. Cuando haces pasarela hay que pensar en la cartelería, el calzado, los complelentos, toda la gestión. Y quien es creativo para una cosa, lo es para todo". 

Mateu, que aprovechó su visita para contar algunas experiencias personales, centró el debate en los influencers. Esas personas con tan "alta" credibilidad que el diseñador prefiere no seguir. Y es más, advierte que si los demás no hacen como él, sus acciones pueden valer para "extinguir" la moda. "No quiero ir contra ellos, pero por el bien de todos esperemos que los influencers ya estén obsoletos", manifestaba. "Hace poco leí que tener 10.000 likes en tu última foto cuesta 18 euros. Nadie se pregunta cuántos usuarios reales tiene esa gente detrás. Pero lo cierto es que, como decía el mismo artículo, el 80% de las marcas que hay podrían desaparecer hoy mismo y no le importaría a nadie. Hay sutaración, estamos hasta el gorro. En mi caso, que llevó dedicándome a esto veinte años, he de recibir a clientas que llegan con la foto de la famosa de turno. Si Paula Echevarria lleva plumas en el cuello yo también. Si esto no se frena, llegará un momento en el que me saturaré de un oficio del que estoy enamorado", explicaba a los alumnos el creador. 

Foto: ESAD

Con todo ello, Mateu insiste en que en la moda "cada vez somos más cool y menos diseñadores", por el afán de convertir todas las opiniones en tendencia. Un fenómeno social que legitima sin querer a actores que no tienen unos estudios detrás. "No significa que si un influencer lleva un bolso de marca, ese bolso esté a la moda. A esa persona le están pagando un dinero por llevarlo. Seguramente su criterio no sea real. Por eso me parece peligroso que sean ellos los que creen tendencia y no el diseñador", advertía el profesional. Pese a ello, la batalla no está perdida para quienes quieran trabajar. La formación y el aprendizaje sigue siendo el caballo ganador. Y es que hasta estas personas tienen a un equipo de diseñadores detrás. Sin embargo, Mateo pedía a los futuros creadores que sean consecuentes con este intrusismo y eviten comprar en grandes marcas, "como Zara", las cuales acaban pagando a personas por lucir sus modelos, perjudicando así el sector. "Nunca tenemos que estar totalmente en contra de algo, pero solo así podréis haceros un hueco", concluía. 

Noticias relacionadas

next