Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

según los datos ofrecidos por ro-de 

En 2019 se reciclaron cerca de 11.500 automóviles y furgonetas en Castellón

11/11/2020 - 

CASTELLÓ. Los vehículos, al igual que otros muchos productos o bienes de consumo, deben recibir un tratamiento específico una vez alcanzan el final de su vida útil, según apunta la Red Operativa de Desguaces Españoles, RO-DES. Este tratamiento medioambiental, está regulado por Ley y ha de llevarse a cabo en instalaciones debidamente acondicionadas para este fin, los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATVs) o más comúnmente conocidos como desguaces, quienes velan por el cumplimiento de la legislación vigente en materia de recuperación y reciclaje de vehículos.

Según datos aportados por Sigrauto y reflejados también en el portal estadístico de la Dirección General de Tráfico (DGT), desde donde se contabilizan las bajas definitivas voluntarias que se tramitan en el Registro de Vehículos, en 2019 se reciclaron en los CATVs españoles un total de 813.768 vehículos, lo que supuso un incremento del 8% con respecto al año anterior, donde recibieron tratamiento 748.603 unidades. Los vehículos incluidos en las anteriores cifras son los afectados por el Real Decreto 20/2017 sobre los vehículos al final de su vida útil y que se corresponden con las categorías de turismo, todo terreno e industriales ligeros de menos de 3.500 Kg.

Durante 2019 se recuperaron en la Comunitat Valenciana un total de 92.514 vehículos, que a su vez fueron también dados de baja definitiva en la DGT, trámite que desde la Orden INT/624/2008 donde se regula la baja electrónica de los vehículos que son descontaminados al final de su vida útil, se realiza única y directamente desde los CATVs. Esta cifra, en comparación con los datos registrados durante el anterior año 2018, supone un incremento del 8% en el número de vehículos que se reciclaron en los desguaces de la región. Los datos relativos a la provincia de Castellón muestran que el año pasado se dieron de baja definitiva en los desguaces un total de 11.495 unidades, significando un 1´4% del total de vehículos que se trataron en el territorio nacional en 2019.

En total, a lo largo del año anterior se enviaron a los desguaces de Castellón para ser reciclados un total de 9.694 turismos, 250 todoterrenos y 1.551 vehículos industriales con MMA inferior a 3.500 Kg. Estos datos, suponen un 12´16 de los turismos que fueron tratados en los CATVs de la Comunitat Valenciana, el 14´6% de los todoterrenos y el 13´9% de los industriales ligeros.

De acuerdo con los datos registrados desde RO-DES, Red Operativa de Desguaces Españoles, la tendencia en el número de vehículos que se envían anualmente a los CATVs para ser reciclados y dados de baja definitiva ha sido al alza en los últimos 5 años y esto, según declaraciones de Antonio Fernández, técnico especialista en tasación de vehículos y atención al cliente dentro del departamento de bajas de vehículos, tiene mucho que ver con el aumento de la antigüedad media que tienen los vehículos entregados en las instalaciones de tratamiento, que en 2019 se situó en los 18´65 años y en 2014, tan solo 5 años antes, era de 16´57 años, por lo que habría aumentado casi 2 años en un periodo de tiempo relativamente corto.

Plan RENOVE

El parque automovilístico español está muy envejecido y la falta de planes para la renovación de vehículos, hasta la reciente puesta en marcha del Plan RENOVE 2020, que sirvan verdaderamente para incentivar la compra de modelos más eficientes y que no excluyan a los modelos de combustión modernos, que simplemente por su precio son bastante más accesibles que los eléctricos, han provocado que los propietarios de los vehículos más antiguos sigan alargando la vida de éstos, aumentando la antigüedad media del parque y, por tanto, incrementando a su vez el número de vehículos que se reciben anualmente en los desguaces ya que a más antigüedad, mayores son las posibilidades de que el vehículo alcance el final de su vida útil y de que su propietario opte, en lugar de intentar repararlo, por entregarlo en el CATV y darlo de baja definitiva en la DGT.

Actualmente en nuestro país, se puede afirmar que prácticamente todos los vehículos que alcanzan el final de su vida útil reciben el tratamiento adecuado por parte del sector legal, garantizando que el procedimiento medioambiental de descontaminación se realice en instalaciones debidamente acondicionadas. Sin embargo, según los últimos datos de la Comisión Europea sobre la reutilización, el reciclaje y la recuperación, total de los VFU (Vehículos Fuera de Uso), en España el porcentaje de reutilización y reciclaje es del 85´9%, mientras que el de reutilización total es del 92´6%, lo que nos sitúa por debajo de la media en el continente europeo y deja una clara evidencia de que todavía quedan algunos puntos a mejorar, como por ejemplo la valorización energética de los combustibles que se derivan de las operaciones de fragmentación y postfragmentación o, debido a su elevada antigüedad, el escaso potencial de recuperación de componentes que tienen gran parte de los vehículos recibidos en los desguaces.

Noticias relacionadas

next