Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la empresa produce desde castelló aditivos para los envases de plástico

Encapsulae 'traduce' la ciencia del CSIC en plásticos biodegradables que frenan la listeria

17/09/2020 - 

CASTELLÓ. Convertir en un producto comercializable la ciencia del CSIC. Con este objetivo nace Encapsulae, una empresa que desarrolla desde Castelló aditivos para conseguir que los envases de plástico para la industria alimentaria sean biodegradables y combatan bacterias como la listeria. 

"Trabajamos en tres puntos de vista", explica el CEO de la empresa Javier Menéndez, "desarrollamos aditivos que provocan que el plástico se convierta en una barrera para bacterias como la listeria o la salmonela", pero también consiguen que los alimentos puedan conservarse durante más tiempo, paliando así el desperdicio de comida. Además, según explica Menéndez, que los aditivos se apliquen al plástico en vez de a los alimentos, mejora la calidad de estos.

Deshacer el plástico en 180 días

Sin embargo, uno de los proyectos de la empresa se basa en pensar soluciones para tratar los plásticos tras su uso en un momento en el que el futuro de este material parece muy incierto. "Los plásticos de un solo uso el problema que tienen es que no se reciclan y eso se tiene que solucionar, lo fácil es el reciclado, pero existen otros caminos más complejos como los bioplásticos que son por lo que hemos apostado en Encapsulae", detalla su CEO. "Trabajamos con aceleradores que son capaces de deshacer el plástico en 180 días". Este aditivo podría suponer un auténtico revulsivo para combatir el problema de la lenta descomposición del plástico, aunque, según explica Menéndez, las Administraciones no están apostando por el camino de los bioplásticos sino por el reciclaje y la progresiva eliminación de este material. 

Degradacion de una botella entre 0 y 180 días 

"Toda la investigación en bioplásticos i+d de los últimos años 15 años ha quedado a pie cambiado porque la legislación europea ha igualado estos bioplásticos a los plásticos de un solo uso", manifiesta el CEO de Encapsulae, que asegura que se encuentran en una situación de incertidumbre a la espera de cómo se desarrollen las leyes en España en este sentido, que de momento, se han paralizado a causa de la pandemia.

Innovación pionera en el mundo hecha desde Castelló

Es fácil industrializar una idea en la provincia gracias a la infraestructura del sector cerámico y de la UJI

Pese a trabajar con proveedores y clientes de todo el mundo, desde Encapsulae nunca se han planteado establecerse en otro sitio. "Desde Castelló se pueden hacer muchas cosas, es fácil industrializar una idea en la provincia por toda la infraestructura del sector cerámico y de la UJI", manifiesta Menéndez. Y aunque parte del equipo se encuentra en Madrid en las instalaciones del CSIC, el centro de operaciones de Encapsulae está en la capital de la Plana en un edificio del Ayuntamiento desde donde, según su CEO, "se desviven por empresas como la nuestra" Menéndez también asegura que además de la infraestructura de la industria cerámica, "cada vez hay más capital humano, puedes contar con gente de aquí e incluso cuando profesionales de fuera que cuando vienen a vivir aquí dicen que es una ciudad muy amable".

Miembros de Climate-KIC

Desde 2019 Encapsulae entró a formar parte del programa europeo de aceleración de startups que ayuden a combatir el cambio climático Climate-KIC, un hecho que les resultó "muy positivo", aseguran, y es que dentro de Climate-KIC "te ayudan a buscar financiación, te conectan con grupos europeos y en definitiva ponen mucha pasión por que tu proyecto sea viable", detalla Menéndez que explica que en Climate-KIC les impulsaron para reducir el tiempo de salida al mercado de los productos. Menéndez remarca que el pilar fundamental para cualquier empresa es ser sostenible económicamente. 

Pese a que la empresa nació en 2018, cuentan con el respaldo de proyectos europeos, del Gobierno de España y de la propia Generalitat, aunque Menéndez asegura que esto solo es un impulso y  que "el objetivo de las compañías es vender y no vivir de subvenciones. Si no tienes clientes eres un centro investigador" sentencia.


Noticias relacionadas

next