becsa y telecso disponen de 5 meses de plazo para la redacción tras aprobarse la adjudicación

Castelló tendrá el proyecto para ampliar el centro peatonal a las puertas de las elecciones municipales

21/10/2022 - 

CASTELLÓ. El Acord de Fadrell tendrá el proyecto para ampliar la peatonalización del centro de Castelló a las puertas de las elecciones municipales. Como era de esperar de acuerdo con la propuesta de la Mesa de Contratación, la Junta de Gobierno Local aprobó este jueves adjudicar a la Unión Temporal de Empresas (UTE) compuesta por Becsa y Telecso la denominada Modal 1 o Zona de Bajas Emisiones (ZBE), una supermanzana de 745.000 metros cuadrados.

La UTE, como Castellón Plaza ya avanzó el pasado 10 de octubre, había obtenido la mejor puntuación frente a la otra concurrente en la licitación, Pavasal, tras la baremación de las plicas con los criterios técnicos y económicos. Becsa y Telecso se hacen con el contrato por 7,8 millones de euros (impuestos incluidos), lo que supone una rebaja del 5,99% respecto al presupuesto inicial. 

Asimismo, la Unión Temporal de Empresas garantiza una serie de mejores en relación a lo recogido en el pliego de prescripciones. Las más significativas corresponden a realizar inspecciones de colectores con cámara TV y con georradar, así como aumentar la sección de firmes, reciclado de los áridos de demolición y el empleo de pavimento fotocatalítico y asfalto fonoabsorbente.

De acuerdo con lo que establece el expediente, ahora la adjudicataria de la ZBE cuenta con un plazo de cinco meses para diseñar el proyecto desde la firma del contrato. Dependiendo de cuándo se produzca esa rúbrica, la redacción estará lista más cerca (o lejos) de mayo de 2023, mes en que se celebrarán los comicios municipales. En cualquier caso, el Ayuntamiento dispondrá del documento con el plebiscito a la vuelta de la esquina. 

20 meses para ejecutar la obra

Una vez se valide el proyecto, la UTE dispondrá de otros 20 meses para ejecutar la actuación, es decir, las obras se alargarán más allá del 31 de diciembre de 2023, fecha en teoría límite para acreditar ante la Unión Europea la implantación de una Zona de Bajas Emisiones. Al menos, así lo señala la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética en lo que se refiere a las ciudades de más de 50.000 habitantes. Sin embargo, según aclara el portavoz del gobierno municipal, José Luis López, lo que en realidad exige Bruselas es demostrar que se está ejecutando la supermanzana.

El anteproyecto que debe servir como referencia a Becsa y Telecso proyecta hasta siete peatonalizaciones distintas. La adecuación de la supermanzana de 745.000 mmuestra soluciones a la carta en función de las características de cada vía. En total, se establecen seis secciones generales y una especial que afecta a la calle San Vicente.

El expediente para establecer la ZBE establece diferentes fases. La primera prevé la adecuación de dos zonas peatonales del total de seis programadas. Una primera delimitación comprende las dos rondas (Mijares y Magdalena); la plaza Columbretes, al norte; las avenidas Gobernador y Casalduch, al este; para cerrar con la calle Orfebre Santalínea, al sur. También se contemplan posteriores actuaciones en la calle Cerdán de Tallada, San Roque, Sanahuja , Guitarrista Tárrega y Lepanto.

Noticias relacionadas

la petición de 2,6 millones de fondos europeos, en el listado provisional de proyectos admitidos

La segunda fase de la Zona de Bajas Emisiones de Castelló supera la primera criba del Ministerio

Por  - 

El Ayuntamiento aspira a recibir un total 5,2 millones de euros vía 'Netx Generation' para ejecutar tres proyectos valorados en 7 millones. Los otros dos corresponden al aparcamiento disuasorio de la avenida del Mar y al cambio ciclopeatonal en la ribera del Riu Sec (zona de Crèmor).

next