X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El bloqueo en la negociación del Botànic II congela el acuerdo en la Diputación de Castellón

12/06/2019 - 

CASTELLÓ. La primera toma de contacto entre el PSPV y Compromís para abordar un futuro acuerdo de gobierno en la Diputación de Castellón prevista para este martes en València ha quedado en suspenso ante el bloqueo de las negociaciones del Botànic II. Las comisiones de ambas formaciones debían reunirse este lunes, pero el encuentro se pospuso hasta el día siguiente y, finalmente, ha quedado suspendido de nuevo a la espera de que se resuelva el pacto autonómico entre PSPV, Compromís y Unides Podem.

Los socialistas tienen en su mano la formación del nuevo gobierno en la Diputación de Castellón, para lo que esperan llegar a un acuerdo con Compromís y garantizarse un mandato con mayoría absoluta, al sumar dos escaños a los doce del PSPV.

La reunión prevista este martes iba a ser la primera toma de contacto entre ambas fuerzas para sentar las bases de la negociación. Sin embargo, los últimos movimientos en la mesa del Botànic II han dejado en stand by las conversaciones a nivel provincial.

Desde el PSPV se ha dado la instrucción de suspender las reuniones hasta que esté solventado el acuerdo autonómico, según han señalado a este diario fuentes del partido. La investidura de Ximo Puig como presidente de la Generalitat está prevista para este miércoles, por lo que el encuentro podría retomarse el jueves.

A la espera de Ferraz

El otro frente abierto en el proceso de formación de gobierno es la lista de diputados provinciales del PSPV. A la espera de que Ferraz se pronuncie sobre los nombramientos propuestos por la ejecutiva provincial de Ernest Blanch, la ejecutiva comarcal de la Plana Alta se prepara para recabar los avales necesarios que le permitan presentar una candidatura alternativa ante la Junta Electoral. Todo ello, pese a las advertencias del propio partido sobre la posibilidad de expulsión de los concejales que voten una lista distinta a la oficial.

El próximo día 20 la ejecutiva federal deberá tomar una decisión: si respalda la propuesta de Blanch o la enmienda con cambios en la lista. En Blanqueries son críticos con la candidatura de la provincial y abogan por un mayor perfil político en la Diputación, postulando a Tania Baños como presidenta. Aunque formalmente la decisión es de Madrid, no es descartable que la influencia de València condicione los nombramientos, por lo que aún está en el aire la configuración final del grupo socialista en la institución provincial.

Por su parte, Compromís, como único socio eventual, aspira a ostentar una vicepresidencia en el gobierno. La coalición aún no ha hecho públicos los nombres que ocuparán sus dos escaños en Diputación, pero uno de los que suena con fuerza es el del concejal electo en Castelló Ignasi Garcia. Las quinielas lo sitúan en la vicepresidencia, compensando así la previsible pérdida de la vicealcaldía en el Ayuntamiento de Castelló. Sin embargo, de momento, no hay nada definido en este sentido.

Entre los nombres que se barajan para la Diputación se encuentran también Pau Ferrando (Benicàssim), que aspira a revalidar su escaño; Héctor Ramos (Borriol); Mari Parra (Vila-real); y Miriam Pañella (Torreblanca) y Verònica Ruiz (Castelló), por la cuota de Iniciativa.

Noticias relacionadas

next