X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la cerámica muestra su desafección a la patronal española por su falta de neutralidad

El clúster del azulejo y CEOE liman asperezas en el conflicto del gas, pero Garamendi elude rectificar

9/10/2019 - 

CASTELLÓ. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y los máximos responsables de las tres patronales que forman el clúster cerámico castellonense -Ascer, Anffecc y Asebec- consiguieron este martes atenuar, solo en parte, el enconado desencuentro que provocaron el pasado 19 de septiembre las declaraciones del primero a favor de las compañías gasistas en detrimento de la postura que vienen manteniendo la industria azulejera, que reclama el abaratamiento de los costes energéticos y la reducción de los peajes. Para estos últimos, la postura del máximo responsable de la patronal española -que calificó de "barbaridad" la revisión regulatoria planteada por Competencia- rompe el principio de neutralidad, lo que -según entienden- debe ser norma básica en su gestión cuando el conflicto afecta a asociaciones miembros de la propia Confederación nacional de Empresarios.

Si bien el clúster había reclamado una rectificación clara de Garamendi, ésta no se produjo en la reunión celebrada en la sede de la CEOE en Madrid. No faltó, eso sí, la cordialidad y el buen clima; así, se alcanzaron compromisos como la elaboración de un estudio sobre las necesidades energéticas de un sector que dedica el 40% de sus costes de producción al gas y que soporta peajes un 45% más caros que lo que se da en el resto de Europa.

A la reunión, para cuya formalización mucho tuvo que ver el papel "mediador" del presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, también estuvo presente el máximo responsable del Consejo Intertextil, Càndid Penalba, además de Vicente Nomdedeu, por parte de Ascer; Joaquín Font de Mora, en representación de las fritas y los esmaltes (Anffecc); y Juan Vicente Bono, de los fabricantes de maquinaria cerámica (Asebec).

Pendientes de la CNMC

El encuentro no sirvió, pese a todo, para calmar el ánimo de los representantes del clúster castellonense, que mostraron su enojo y desafecto a Garamendi por lo mucho que se juega el sector en el actual periodo, con la revisión regulatoria que plantea la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), claramente a favor de de reducir los actuales peajes en el marco de una reforma del sistema gasista que debe estar en marcha a partir del 2021, aunque antes se deberán resolver las alegaciones planteadas por las propias compañías del gas.

Finalmente, ni la CEOE, ni el resto de interlocutores en la reunión se mostraron a favor de informar sobre los resultados del encuentro, ciñéndose a una escueta nota emitida por la patronal Ascer, que canalizó la información, y en la que se informaba de los puntos del acuerdo, con el compromiso de elaborar un estudio que determine las necesidades energéticas de los diferentes sectores.

Más allá de este informe, en el clima prevaleció cierto descontento por la falta de una aclaración o rectificación por parte de Garamendi. Las asociaciones que que agrupa el clúster cerámico  forman parte de la CEOE, pero en los últimos días no han ocultado su desafección hacia la patronal española, a raíz de lo que entienden "falta de parcialidad" por parte de su presidente en un contencioso que divide a dos socios: por una parte las compañías gasistas; de otro lado, una industria que es una gran consumidora de ese gas.

Noticias relacionadas

next