Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ELECCIONES MUNICIPALES

El PSPV recupera la hegemonía en Castelló tras 32 años y podrá liderar otro Pacte del Grau

27/05/2019 - 

CASTELLÓ. El PSPV ha ganado las elecciones municipales del 26-M en Castelló con el 34,78 por ciento de los votos y un total de 10 concejales, 3 más que en los anteriores comicios. Se sitúa así como la fuerza más votada en la ciudad después de 32 años de hegemonía del PP. Amparo Marco revalidará la alcaldía y podrá liderar un nuevo Pacte del Grau con sus actuales socios de gobierno, Compromís y Unides Podem-Castelló en Moviment-EUPV, con los que sumaría un total de 15 concejales -la mayoría absoluta está en 14-. 

La izquierda podrá seguir gobernando en la capital de la Plana, pues la ventaja respecto al bloque de derechas ha sido relativamente holgada -el PP, Ciudadanos y Vox suman 12 ediles-. El crecimiento de los socialistas y la fragmentación en la derecha ha decantado finalmente la balanza hacia el bloque progresista.

En un contexto sin mayorías absolutas, la victoria del PSPV ha sido rotunda: las urnas le han dado 25.550 votos, un 13 por ciento más que en los comicios de 2015, El resultado es histórico para una formación que ha vivido más de dos décadas en la oposición hasta que se hizo con el poder la pasada legislatura gracias a una coalición de gobierno.

 


Compromís y Castelló en Moviment (CSeM) han sido los damnificados de la izquierda. La coalición valencianista, liderada por Ignasi Garcia, ha perdido uno de sus 4 concejales, con un 11,66 por ciento de los votos, dos puntos menos que en 2015. Mientras, la candidatura de Unides Podem-CSeM-EUPV encabezada por Fernando Navarro se queda con 2 ediles, la mitad de los que tenía CSeM en solitario, al restar más de 5.000 votos respecto a los pasados comicios. Se confirma así la tendencia a la baja de ambas formaciones tras el 28-A. 

Los tres concejales que han perdido en las municipales han sido fagocitados por el PSPV, que tendrá la sartén por el mango a la hora de negociar un segundo Pacte del Grau. La aritmética también permitiría a los socialistas aliarse con Ciudadanos, y aunque Amparo Marco no se ha pronunciado sobre posibles acuerdos, todo apunta a una reedición del gobierno progresista. 

El pacto vendrá condicionado por el equilibrio de fuerzas a nivel estatal y autonómico, y en ese contexto una alianza con Compromís y la confluencia de CSeM se perfila como la opción predilecta, teniendo en cuenta además que el bloque de izquierdas ha sido el más votado este domingo en la ciudad.

La preponderancia del PSPV en este escenario, con el doble de concejales que los otros dos partidos juntos, refuerza su posición negociadora para decidir la configuración del nuevo gobierno, que tendrá que definirse en los próximos días.

El PP cae, Ciudadanos se mantiene y Vox entra

Por su parte, el PP de Begoña Carrasco reproduce la caída experimentada en las generales y autonómicas, aunque más contenida. Pierde un edil de los 8 que tenía, y se sitúa en segunda posición con un 23,96 por ciento de los votos, dos puntos menos que en 2015. Aunque su grupo municipal se ha visto mermado, sigue liderando la derecha, pues Ciudadanos no ha conseguido el tan ansiado sorpasso.

La formación naranja repite en tercera posición y revalida los 4 concejales, aunque pierde unos 1.700 votos respecto a los pasados comicios. El viento de cola del 28-A no ha tenido efecto en Castelló, donde la candidatura de Alejandro Marín-Buck deberá conformarse con mantener su representación intacta en el Ayuntamiento. Aspiraba a crecer, incluso a adelantar al PP, pero las urnas lo han dejado exactamente donde estaba. La elección in extremis de un candidato nuevo en política y las polémicas internas que acucian al partido parecen haber frenado las expectativas de crecimiento de Ciudadanos en la capital de la Plana.

La novedad en el próximo mandato será Vox, que irrumpe en el Ayuntamiento con un concejal. La formación de extrema derecha, encabezada por Luciano Ferrer, le pisa los talones a Unides Podem-CSeM-EUPV: entra como quinta fuerza con 4.704 votos (un 6,40 por ciento del total), apenas 100 votos menos que la confluencia.

Noche de contrastes

La única celebración en la noche electoral ha sido la de los socialistas. Decenas de dirigentes y simpatizantes han abarrotado la sede de la calle Carcagente al grito de "¡Alcaldesa, alcaldesa!". "Hace 32 años que el PSOE no era la primera fuerza en Castelló", recordaba Amparo Marco, entre vítores y aplausos. 

Tras agradecer a sus rivales políticos "la valentía" y "el buen trabajo" durante la campaña, ha señalado que "la ciudadanía ha premiado el trabajo hecho con humildad y sencillez" en los últimos cuatro años. Ha dedicado también unas palabras a toda la militancia por haber mantenido "la llama del socialismo en épocas muy duras". Por último, ha lanzado un mensaje a la ciudadanía: "Castelló, no os vamos a defraudar, no vamos a dar pasos atrás, siempre adelante".

Ignasi Garcia junto al resto de candidatos de Compromís. (Foto: ANTONIO PRADAS)

Para los firmantes del Pacte del Grau las elecciones de este domingo han sido un espaldarazo a su gobierno. "Las políticas progresistas han sido reconocidas por la ciudadanía", ha señalado el alcaldable de Compromís, Ignasi Garcia, quien ha añadido que "los votantes de los partidos progresistas se han incrementado en porcentaje después de que hayamos gobernado y, por tanto, hay motivos para, como mínimo, estar satisfechos del trabajo hecho".

Fernando Navarro, de Unides Podem-CSeM-EUPV. (Foto: ANTONIO PRADAS)

Desde Unides Podem-CSeM-EUPV, Fernando Navarro ha reconocido que el resultado obtenido por su formación "no es bueno" al haber perdido "muchos apoyos". Sin embargo, señala, "se esboza una nueva mayoría progresista en Castelló", por lo que espera que "el PSOE aproveche para reeditar un segundo acuerdo de progreso en la ciudad" en el que será "necesario" el apoyo de la confluencia.  

La popular Begoña Carrasco. (Foto: ANTONIO PRADAS)

La candidata del PP a la Alcaldía de Castelló, Begoña Carrasco, ha felicitado al PSPV por su victoria en las elecciones municipales, pero le ha pedido que gobierne "con cabeza". La alcaldable popular ha reconocido que hasta el "último momento" pensaban que la "remontada era posible". "Sabíamos que no nos soplaba el viento de cara, pero con ilusión, con proyecto y, sobre todo, con el mejor equipo, pensábamos que lo íbamos a conseguir, pero no ha podido ser", ha lamentado.

El candidato de Ciudadanos Alejandro Marín-Buck. (Foto: CARLOS PASCUAL)

Por su parte, el candidato de Ciudadanos (Cs) al Ayuntamiento de Castelló, Alejandro Marín-Buck, considera que mantener los cuatro concejales con respecto a la pasada legislatura es el "reconocimiento" a una oposición "constructiva".

Noticias relacionadas

next