Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 3 de marzo y se habla de

anffecc se suma a las protestas por la negativa repercusión a la competitividad y el empleo

Las esmalteras expresan su inquietud por los efectos de la nueva normativa sobre la sílice cristalina

26/12/2020 - 

CASTELLÓ. Tal como lo hiciera este pasado 23 de diciembre la patronal cerámica Ascer, la Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc) se ha sumado este sábado al rechazo frontal a la nueva medida aprobada esta semana en el Consejo de Ministros, relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos durante el trabajo.

En línea con las declaraciones emitidas por Ascer, Anffecc expone que este real decreto 1154/2020 supone un agravio para el sector pues transpone la directiva europea 90/394/CEE, relativa a valores límites para determinadas materias primas, pero “impone unos valores más restrictivos que los del resto de Europa, específicamente sobre las materias primas que tengan sílice cristalina fracción respirable (SCR), comúnmente utilizadas en toda la industria cerámica”.

En concreto, la UE fija un valor límite por fracción respirable de 0,1 mg/m3, que había sido consensuado también en España por los distintos sectores interesados y era el que estaba previsto en los borradores de trasposición de la norma europea. Sin embargo, a última hora, y sin consenso, “desde el Gobierno se ha fijado un valor límite de 0,05 mg/m3, inferior al europeo, que perjudica no solo a la industria, sino también a otras actividades asociadas como canteras, atomizadoras, actividades portuarias, transporte por carretera, etcétera”.

Sin consultas previas al sector

Para Anffecc, según expresa en un comunicado emitido este sábado, “no se entiende que, sin consultarnos previamente, impongan un límite que va en contra de nuestra competitividad, al ser más restrictivo que el del resto de industria europea”. Por este motivo, solicitan que se revise la normativa aprobada el martes “para equipararla a la europea, pues es un lastre para nuestro sector, supone una amenaza y restringe las posibilidades de competir en el mercado internacional, especialmente en momentos tan difíciles como los actuales”. 

La industria esmaltera recuerda que "siempre hemos defendido la necesidad de garantizar los puestos de trabajo y seguir manteniendo nuestros centros productivos en España, pero decisiones como estas no facilitan el poder seguir haciéndolo sin perder competitividad”.

Cambios importantes en el empleo temporal

Además, tal como se explica en el comunicado, el decreto entronca con la legislación relativa a la ETTs (Empresas de Trabajo Temporal), cuya normativa prohíbe la contratación de personal proveniente de ETTs para cubrir puestos de trabajo con exposición a este tipo de agentes. Esto choca con la práctica en las empresas cerámicas de la provincia, que frecuentemente se nutren de trabajadores de ETTs para dar cobertura a todo tipo de servicios.

En este sentido, al igual que lo hace Ascer, Anffecc reclama que se modifique la normativa relativa a Empresas de Trabajo Temporal “para que les sea posible realizar este tipo de trabajos del mismo modo que las realizan los trabajadores en plantilla, más aún en una situación como la actual, de gran incertidumbre económica y laboral”.

Noticias relacionadas

next