un proyecto de Jorge Adsuara

'Museo Fantástico', la revista que le faltaba al cine de terror, se edita en Castelló

8/12/2023 - 

CASTELLÓ. Jorge Adsuara siempre ha estado vinculado al mundo del cine fantástico y de terror. En Castelló ha sido el máximo responsable del festival Fantasti'CS, evento que no se realizará este año. También ha sido editor de libros sobre figuras tan destacables del cine de terror patrio como Juan Piquer Simón. Mago de la Serie B o Carlos Aured. Nostalgia y Pasión, y también de leyendas universales del stop motion como Los Mundos perdidos de Willis O´Brien o sobre Ray Harryhausen. Ahora publica Museo Fantástico, una revista dedicada al cine fantástico y de terror. 

-¿Cómo surge la idea de publicar la revista Museo Fantástico? ¿hay alguna publicación similar en la que os hayáis basado?
-La revista surge para cubrir ese vacío en publicaciones dedicadas al cine de género. Hay varias revistas que han marcado a toda una generación: Fangoria Magazine, Star Fiction, SFX, Scifiworld... Nosotros, desde un principio, queríamos una revista impresa. Siempre en papel.

En cuanto a sus características formales, Museo Fantástico es una revista larga, de periocidad trimestral, que imprime casi cien páginas en cada número y, también, es una publicación de lujo por los materiales, tanto a nivel de tinta como de tipología de papel, con los que está impresa; especialmente la portada. Predomina el color muy por encima del blanco en su composición. Las imágenes, por su parte, están equilibradas junto con el texto repartidas al 50%. Toda la información de su interior suele estar organizada en dos columnas por página.

-He visto que el número de colaboradores es bastante elevado, ¿cómo has seleccionado al equipo que te acompaña?
-A lo largo de 12 años coordinando las 'Jornadas de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror de Castellón, FANTASTI'CS', han pasado muchos escritores, críticos y directores cinematograficos. Es lógico que se produzcan muchos contactos. Con muchos de ellos ha surgido una amistad y la idea de colaborar en una revista de género ha entusiasmado a la mayoría. En este primer número participan Pedro Adell, Cristina Boix, Javier Caro, Ángel Gómez Rivero, Víctor Matellano, Domingo Ortega, Miguel Ángel Plana, Alex Puig y Enrique Torres. En cada número van a variar. No se ha establecido un equipo de colaboradores.

-¿Dónde podremos adquirir la revista en Castelló? 
-En Castelló se puede adquirir en la librería Argot. En librerías y tiendas especializadas de toda España y escribiendo a museofantasticomagazine@gmail.com

-En el primer número entrevistáis a Phil Tippett, un mago del stop-motion, que llegaba al Festival de Sitges a recibir el Gran Premio Honorífico, ¿qué os llamó la atención en la entrevista al estar con alguien tan relevante?
-En 2021 presentó Mad God en el festival de Sitges. Una película que estuvo más de 30 años animando en sus ratos libres. Pero no pudo venir a presentarla por las restricciones de la pandemia. En esta edición, la organización ha aprovechado su asistencia para reconocer su labor en el séptimo arte. No en vano es el creador de las criaturas de la primera trilogía de Star Wars, los dinosaurios de Jurassic Park, los insectos de Starship Troopers o el monstruo de Willow. Nuestro colaborador Alex Puig no perdió la oportunidad y pudo charlar con él. Yo asistí a su Master Class y descubrí a un ser humano muy discreto y amable. Es un genio y para nada engreido. A pesar de tener dos Premios Oscar de la Academia y ser un mentor para todos los creadores de efectos especiales.

-También entrevistáis a otro mago como es Colin Arthur, creador de los efectos especiales de La historia interminable, entre otras, ¿cómo de importante ha sido Colin en el cine fantástico mundial? ¿fue difícil acceder a él?
-Con Colin me une una amistad desde que coordiné el libro Juan Piquer Simón. Mago de la serie B. Para mí es un semidiós, uno de los mejores responsables de los F/X físicos del cine que existen actualmente. Trabajó con Piquer en La grieta y La mansión de Cthulhu. Pero la carrera de este inglés afincado en España es impresionante: trabajó con Kubrick en las mácaras de los simios de 2001, una odisea del espacio y creó la sangre de El resplandorTambién una serpiente de Conan, el bárbaroEl casco del Visir de El viaje fantástico de Simbadel Kraken de Furia de titanes... Últimamente hemos visto sus trabajos en Wax y Vampyres de Víctor Matellano.

-Jorge, también has publicado, con tu editorial, varios libros sobre cine fantástico y de género, ¿tienes alguna idea para un próximo libro?
-Aparte del libro de Piquer, coordiné Los mundos perdidos de Willis O´Brien, dedicado al técnico en efectos especiales de stop-motion que animó al King Kong original, Carlos Aured. Nostalgia y pasión de Miguel Ángel Plana, dedicado al director español, La guerra de las galaxias. Scrapbook de José Gracia y Elena Sabidó. Con recortes y merchandising de la primera película de la saga galáctica. De Narciso Ibáñez Menta a Narciso Ibáñez Serrador. Scrapbook de Gustavo Mendoza, Castellón sen sesión continuaun recorrido sobre las salas cinematográficas que tuvo la ciudad, escrito por Clara Ribes y también coordiné Harryhausen, dedicado a otro mago de los efectos especiales en el cine.

-¿Cómo está, bajo tu punto de vista, la situación del cine de género en estos momentos en España?
-Llevo asistiendo al festival de Sitges desde 2004, el mejor del mundo. Pero el fantaterror tuvo su lugar y su tiempo. A nadie se le escapa que, en los últimos años, el cine español ha dado auténticas joyas del género fantástico: El día de la bestia de Álex de la Iglesia, REC de Jaume Balagueró y Paco Plaza. Amenábar sorprendió con Los otros. Ahora el género va por otros caminos. De unos años a esta parte, se han estrenado verdaderas joyas: Verónica, la cinta de terror gallega Jacinto, de Javi Camino, sobre un niño encerrado en el cuerpo de un adulto, o la terrorífica road-movie en furgoneta La pasajera, dirigida por Raúl Cerezo y Fernando González. El terror real de Mantícora de Carlos Vermut o el slasher de Cerdita dirigida por Carlota Pereda. Todas me han gustado mucho.

-Me ha sorprendido que hayáis publicado una revista en vez de un fanzine, lo digo porque lo más habitual suelen ser los fanzines. ¿Cómo ves tú el mundo de los fanzines, y en general de la edición en papel de texto sobre cine de género?
-Lo comentábamos el día de la presentación: practicamente no hay diferencia entre una revista o un fanzine actualmente. Si bien la distribución o que vivas de ello marcan la diferencia realmente. La calidad de la impresión digital y el papel a color es brutal. Hace años era impensable, como muchos hemos conocido, los resultados de hoy en día, cuando leíamos esas fotocopias grises grapadas en casa y distribuidas entre amigos.


Noticias relacionadas

EL CABECICUBO DE DOCUS, SERIES Y TV 

Tetas y balas: 'Eurocrime!' o cómo Italia conquistó el cine de 'gangsters' en los setenta

Por  - 

Se disparaban balas de verdad porque eran más baratas, los stunts no tenían medidas de seguridad alguna y los accidentes de coche eran reales. La industria italiana de thrillers de los años setenta fue una locura como pocas se han visto, pero con su lema de mostrar desnudos y muertes lo más crueles posibles logró conectar con su público, en una época en la que los italianos, y buena parte de los europeos, podía ir al cine hasta cuatro veces a la semana 

next