Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

esta infraestructura acumula 12 años de retraso

Vila-real hará canalizaciones para que el depósito de agua de la CV-20 abastezca a sus 50.000 vecinos

3/02/2020 - 

VILA-REAL. Una nueva canalización permitirá conectar a la red general de Vila-real el depósito de agua potable que abastece a las industrias de la carretera de Onda. La ejecución de esta infraestructura arrastra un retraso de más de 12 años, cuando la asamblea del Consorcio de Aguas de la Plana autorizó la conexión a la red de saneamiento del gran depósito de agua potable, de 9.000 metros cúbicos, y de otro de 2.000 metros cúbicos que almacena agua industrial.

Fuentes del ejecutivo municipal han explicado que el objetivo de las obras es que ese depósito de 9.000 metros cúbicos pueda convertirse, a largo plazo, en la cabecera de la red de agua potable de Vila-real ya que posee capacidad suficiente para atender la demanda de los 50.000 habitantes de la ciudad. Ahora mismo solo presta servicio a las industrias situadas a ambos márgenes de la CV-20 hasta el límite con el término municipal de Onda.

La nueva canalización cruzará la autovía AP-7 para quedar conectada a la red general de agua potable de Vila-real. Las obras, licitadas en 370.986 euros, se ejecutarán en solo tres meses y obligarán a cortes puntuales en el suministro.

Desvío a la EDAR de Almassora

Esta no es la única infraestructura hidráulica que se ejecutará en Vila-real en los próximos meses. El alcalde, José Benlloch, firmó a mediados del pasado año el acuerdo con la Generalitat y el Ayuntamiento de Almassora para desbloquear el proyecto de derribo de la estación depuradora de Vora Riu. De esa forma, las aguas fecales de Vila-real serán desviadas a la EDAR de Almassora y a la mancomunada que presta servicio a Onda, Betxí, Les Alqueries y la propia Vila-real.

La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) tiene cuatro años de plazo para licitar las obras, cifradas en 2.810.902 euros, más otros 100.468 euros en expropiaciones de terrenos. El proyecto consiste en la construcción de una canalización de 4 kilómetros de longitud para desviar los 5.494 metros cúbicos diarios de aguas fecales a ambas depuradoras. La EDAR de Almassora funciona en la actualidad al 54% de su capacidad mientras la mancomunada lo hace al 40%, por lo que entre ambas pueden repartirse el caudal procedente de Vora Riu.

Noticias relacionadas

next