Laliga | Villarreal CF 4-0 Sevilla fc

El Villarreal premia a su afición con un póker de goles ante el Sevilla

16/05/2021 - 

VILA-REAL. Plácida tarde al final para el Villarreal en el retorno del público al Estadio de la Cerámica. El 'submarino amarillo' se rehizo a la perfección tras las primeras emboscadas del Sevilla, que salió a por todas, y acabó goleando en la segunda mitad al equipo dirigido por Lopetegui con un hat-trick de Bacca y otra diana de Gerard. 

El partido comenzó muy intenso, con el Sevilla muy bien plantado en el verde para incomodar al Villarreal. Avisaron dos veces muy pronto por mediación de Rakitic, de cabeza, y Suso, con un zurdazo, a lo que respondió Asenjo de manera espectacular para desbaratar sendos intentos. El control andaluz era muy notable, y es que hasta rozaron el gol en dos ocasiones más, pero la zaga 'grogueta' respondió con la solvencia suficiente para que el partido no se les pusiera cuesta arriba ya desde el minuto 10.

El Villarreal no estaba cómodo. El Sevilla tocaba de lado a lado y a los de Emery les tocaba correr detrás del balón. Pero cuando tenía oportunidad de hacer su juego no dudaban en intentar ir a la suya y hacer su juego aunque el balón no durara demasiado en sus pies. Sin embargo, el peligro real lo ponía el Sevilla. Ocampos pudo, de nuevo, poner a los suyos por delante. Y otra vez Asenjo acabó con la posibilidad de tener que remar a contracorriente. El palentino estaba siendo el mejor del Villarreal y en muy poco tiempo había tenido que intervenir tres veces. 

Rondaba el minuto 25 cuando los 'groguets' por fin se deshicieron de los arreones visitantes. Y aunque la jugada quedara anulada por fuera de juego al principio de la jugada, era lo que necesitaban para entrar en el partido. Gerard, quién si no, fue el artífice. Bono se hizo gigante ante el disparo del catalán, y el rebote, que le cayó a Moi en la frontal, lo peinó lo suficiente Fernando para desviar a córner. 

Los acercamientos del Villarreal no fueron un mero espejismo y en la acción posterior lo demostraron. Un saque de esquina perfectamente ejecutado por Parejo fue rematado en el segundo palo por Bacca, que marcaba así a su exequipo para darles una alegría a los 4.800 aficionados que hoy, tras 434 días, regresaban a las gradas del Estadio de la Cerámica. 

Precisamente de córner pudo llegar el empate al marcador, porque la reacción del Sevilla al gol fue inmediata. Enseguida subió las prestaciones y, como al inicio, comenzó a mirar hacia la portería rival. Acuña fue quien centró y De Jong el que voló para cabecear, pero ahí estaba Asenjo, muy atento, para negarle el gol al holandés y marcharse al descanso manteniendo la ventaja por la mínima. 

Paseo 'groguet' tras el entreacto

Volvieron los protagonistas al terreno de juego y el Sevilla quería repetir el inicio del primer tiempo. Pero delante estaba el Villarreal, por lo que no lo tenía nada fácil. Más aún cuando Bacca golpeó de nuevo. Otra diana en el día de hoy para el cafetero. La pelota le llegó a Gerard cuando estaba solo, y mientras se elevaba el balón tras controlar, levantó la cabeza para buscar el desmarque de un compañero. El que lo hizo fue el colombiano ganándole la espalda a Koundé, que no es sencillo, y luego solo tuvo que regatear a Bono en el mano a mano y marcar a placer. 

Las cosas se le pusieron muy, muy de cara para los de Emery, más si cabe con la expulsión de Diego Carlos. El central brasileño había visto la primera tarjeta por un codazo a Gerard y agarró a Yéremi para evitar encajar el tercer gol, casi definitivo, porque el canario se quedaba solo contra Bono. Lopetegui, con su equipo muy tocado, intentó reajustar la línea de atrás retrasando a Fernando y dando entrada a Gudelj para ocupar el eje de la medular. 

Con un hombre más sobre el verde, el Villarreal solo tenía que mover el balón de lado a lado para cansar a los sevillanos y forzar situaciones de superioridad numérica para aproximarse al área contraria. No podía dar la victoria por cerrada, quedaba media hora por delante y los jugadores del club hispalense tienen la calidad necesaria para liártela en cualquier momento. Y Gerard, que quiso apuntarse a la fiesta, sentenció y evitó posibles sustos. El delantero robó el pase de Rakitic, muy defectuoso, por cierto, y cruzó con un zurdazo para hacer imposible la parada de Bono y volver a ver como las bufandas amarillas se movían en los asientos. 

El Villarreal quería pasárselo bien. Y el Sevilla se lo puso fácil. Con otro error muy cerca del área regaló el cuarto. Bacca habilitó a Raba para dejarlo solo en el mano a mano, pero Bono salió rápidamente para cortar, aunque su despeje no cogió altura y cayó en las botas de Bacca. El colombiano solo tuvo que definir a placer, aunque no era fácil por la distancia que había hasta la línea de meta, y sumaba así su hat-trick ante el equipo con cuya camiseta celebró otros tantos. 

Los diez minutos restantes se disputaron como si se tratase de un mero trámite, y es que realmente fue eso. En la segunda parte el Villarreal no le dio opción al Sevilla y goleó para llevarse los tres puntos que tanto necesitaba para continuar peleando de lleno por los puestos de Europa League.

Ficha técnica:

Villarreal CF: Asenjo; Albiol, Pau Torres, Funes Mori, Alberto Moreno (Jaume Costa, m. 82); Trigueros, Parejo (Coquelin, m. 82), Moi Gómez, Yéremi (Raba, m. 67); Bacca (Niño, m. 81, Gerard Moreno (Baena, m. 81)

Sevilla FC: Bono; Navas, Diego Carlos, Koundé, Acuña; Fernando, Rakitic (Óliver Torres, m. 69), Papu Gómez (Gudelj, m. 57); Suso (Óscar, m. 69), Ocampos (Franco Vázquez, m. 77) , De Jong (En Nesyri, m. 57)

Goles: 1-0 (m. 34) Bacca, 2-0 (m. 47) Bacca, 3-0 (m. 66) Gerard Moreno, 4-0 (m. 79) Bacca

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández. Expulsó por doble amonestación a Diego Carlos por parte del Sevilla.

next