X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

COMPARADOR DE PROPUESTAS ELECTORALES

El modelo de igualdad que se decide en Castelló el 26-M: abanderar el feminismo o soslayarlo

23/05/2019 - 

CASTELLÓ. Nunca antes se había hablado tanto de feminismo en campaña hasta la irrupción de Vox en el escenario electoral. Las políticas de igualdad ya se abordaban en los programas de comicios anteriores, aunque no con el vigor y la preponderancia de ahora. La Ley de Violencia de Género o la regulación del aborto son competencias del Estado, pero la administración local -la más cercana a la ciudadanía- determina con sus políticas el modelo de igualdad en la ciudad, algo que, por tanto, también se dirimirá en las urnas el 26-M. 

En Castelló, las fuerzas del Pacte del Grau han visto en esta materia un filón electoral que capitalizan con numerosas iniciativas introduciendo la perspectiva de género en todas sus políticas. Pero la igualdad es transversal. La derecha no se resiste a incorporarla en su argumentario, aunque con propuestas limitadas fundamentalmente a la faceta profesional de las mujeres o a la violencia de género.

El apartado específico que el PP dedica en su programa electoral a la igualdad consta de apenas cuatro medidas, en las que también incluye al colectivo LGTBI: implantar puntos violeta en todos los locales de ocio de Castelló para prevenir las agresiones sexuales; impulsar el primer Plan para la Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Profesional de la Ciudadanía; crear una unidad de apoyo y acompañamiento para víctimas de la violencia de género; y realizar campañas de visibilización del colectivo LGTBI. 

La alcaldable popular, Begoña Carrasco. (Foto: ANTONIO PRADAS)

Si bien es cierto que en otros apartados la candidatura municipal de Begoña Carrasco introduce algunas medidas más en esta materia. En política fiscal, contempla una bonificación en el Impuesto de Actividades Económicas para aquellas empresas que contraten a "colectivos con dificultades de inserción laboral", como las mujeres víctimas de la violencia de género. En cuanto a empleo, propone crear "el primer coworking femenino de la Comunidad Valenciana para apoyar la autonomía de las mujeres emprendedoras", y la implantación del programa "Castellón Inserta" para facilitar "el regreso al mercado laboral de las mujeres después de tener hijos". También apuesta por el deporte femenino "para seguir fomentando la igualdad".

La propuesta de Ciudadanos es la más exigua. Se limita a dos medidas específicas: aumentar los servicios de atención a las víctimas de la violencia de género y el fomento de "modelos de igualdad en las primeras etapas de nuestra vida" eliminando roles y estereotipos "que dañan el desarrollo personal, especialmente el de las mujeres, desde la infancia", según reza el programa de la candidatura que encabeza Alejandro Marín-Buck

El alcaldable de Ciudadanos, Alejandro Marín-Buck. (Foto: ANTONIO PRADAS)

Por otra parte, entre las propuestas sobre transparencia, plantea la inclusión de planes de igualdad en las empresas que gestionan servicios públicos; mientras en materia de empleo, propone la creación de un programa de orientación profesional "para mujeres reincorporadas al mundo laboral tras largo tiempo de inactividad".

La igualdad, eje transversal de las políticas municipales

En el otro lado del espectro electoral se sitúan los firmantes del Pacte del Grau. Conciben la igualdad de género como un eje que atraviesa todas las políticas municipales, por lo que el enfoque dista sustancialmente del planteado por el bloque PP-Ciudadanos.

La candidata socialista a la alcaldía de Castelló, Amparo Marco. (Foto: ANTONIO PRADAS)

El epígrafe sobre igualdad que recoge el programa electoral del PSPV consta de ocho puntos. La candidatura de Amparo Marco pretende dar continuidad a "la implementación de la perspectiva de género en el presupuesto municipal y las áreas de gestión", e incorporarla al proyecto Castelló Ciudad Educadora "con oferta de formación en todas las etapas vitales de las mujeres". Propone, además, reforzar la Concejalía de Igualdad y el Consejo Municipal de Igualdad de Oportunidad de Mujeres y Hombres, y habilitar un espacio como Casa de la Dona que sirva de "punto de encuentro de grupos de mujeres".  La elaboración de un Plan Local contra la Violencia de Género y las acciones de sensibilización sobre igualdad, se encuentran también entre las medidas socialistas.

Por otra parte, el programa electoral recoge iniciativas en otros ámbitos de gestión. Destacan la promoción de vivienda pública dirigida a colectivos "con dificultades", como las víctimas de la violencia de género; o el fomento del deporte en las mujeres, incentivando su presencia en los deportes de élite y visibilizando sus logros.

Compromís, que ha gestionado la cartera de Igualdad en esta legislatura con Ali Brancal a la cabeza, ofrece un amplio programa en esta materia. La candidatura que lidera Ignasi Garcia concreta en 22 medidas específicas su apuesta por las políticas de género, e incorpora esta perspectiva en el resto de áreas (Salud, Inclusión Social, Deportes, Movilidad o Fiestas).

El alcaldable de Compromís, Ignasi Garcia. (Foto: ANTONIO PRADAS)

Así, además de plantear medidas similares a las ya expuestas contra la violencia machista o la implementación de planes de igualdad, va un paso más allá que lo diferencia del resto de candidaturas: propone, entre otras iniciativas, colaborar con las escuelas en actividades coeducadoras; impulsar servicios de apoyo a mujeres prostituidas para erradicar la trata; crear un Espai dels Feminismes como punto de encuentro desde donde se trabaje la igualdad y el empoderamiento; crear un distintivo municipal para reconocer a medios o empresas comprometidas con la igualdad; y no contratar publicidad con medios de comunicación que difundan anuncios de prostitución.

En otras áreas del programa electoral, contempla también la visibilización del papel de las mujeres en el mundo de la fiesta, la realización de campañas contra las agresiones sexuales o el aumento del servicio de paradas de autobús a demanda en horario nocturno.

Las políticas de igualdad impregnan también la propuesta electoral de la confluencia Unides Podem- Castelló en Moviment- EUPV. La candidatura encabezada por Fernando Navarro parte de la premisa de que la perspectiva de género "tiene en cuenta las causas y las consecuencias, en todos los ámbitos de la vida social, de la estructuración binaria de nuestra sociedad en dos géneros, el masculino y el femenino, a los que se otorga valores, funciones y oportunidades desiguales". Por ello, considera necesaria la adopción de este enfoque para corregir las desigualdades, según recoge su programa electoral.

El candidato de Unides Podem-CSeM-EUPV a la alcaldía, Fernando Navarro. (Foto: ANTONIO PRADAS)

En este sentido, plantea incluir un informe de impacto de género en "toda norma, plan o programa municipal". Además, con el objetivo de hacer de Castelló una "ciudad libre de violencia de género", propone realizar un estudio sobre la feminización de la pobreza y la precariedad, que sirva para diseñar programas de intervención social y "corregir esta violencia estructural". Entre las medidas que plantea, destaca también el incremento del número de agentes de Policía Local destinados al seguimiento y apoyo de víctimas de la violencia machista, con una ratio máxima de 10 mujeres por funcionario.

En otras áreas de gestión, la confluencia aboga por revisar la movilidad y el transporte público "analizando las diferencias en los itinerarios cotidianos de mujeres y hombres y adaptando las políticas de movilidad a las necesidades de las tareas de cuidados y no solo a los desplazamientos relacionados con las tareas del trabajo conocido como productivo". La puesta en marcha de ayudas e itinerarios laborales para mujeres prostituidas "que quieran abandonar esta actividad" o la exigencia a los contratistas del Ayuntamiento a garantizar la igualdad salarial entre hombres y mujeres son otras de las iniciativas que plantea.

Feminismo, la palabra menos usada

El peso y el enfoque de las propuestas de igualdad de género se puede medir también en palabras. Del análisis de los distintos programas electorales, y con el cálculo automático que permiten los editores digitales de texto, se desprende que los términos feminismo o feminista son los menos utilizados en las propuestas de los candidatos para las municipales del 26 de mayo.

Brilla por su ausencia en los programas del PP y Ciudadanos, pero también en el del PSPV. Compromís y Unides Podem-CSeM-EUPV son los únicos que recurren a estas palabras: 2 veces en el caso de Compromís y 5 en el de la confluencia.

Por otra parte, mujer o mujeres, en referencia a políticas de igualdad, aparece solo 3 veces en los programas electorales del PP y Ciudadanos. El PSPV utiliza estos términos en 8 ocasiones; Compromís, en 11; y la confluencia, en 27.

En cuanto al vocablo igualdad, únicamente respecto al género, los populares y la formación naranja vuelven a empatar con 2 referencias cada uno. El programa de los socialistas nombra esta palabra en 8 ocasiones, mientras que Compromís y Unides Podem-CSeM-EUPV la utilizan 17 veces.

Por último, el término género utilizado en el contexto de la igualdad entre hombres y mujeres, aparece solo 2 veces tanto en el programa del PP como en el de Ciudadanos. Mientras, el PSPV recurre a esta palabra en 6 ocasiones, Compromís la usa 12 veces y la confluencia, 20.

Cabe recordar, no obstante, que la extensión y el diseño visual de los programas electorales de estos cinco partidos varía, lo que también condiciona el número de palabras recogidas en el texto.

Noticias relacionadas

next