Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 29 de noviembre y se habla de cd castellon CIUDADANOS CASTELLÓ evha coronavirus

EL AYUNTAMIENTO SIGUE SIN RECIBIR LA CONFIRMACIÓN sobre los fondos feder para el proyecto

La reforma integral del Caminàs de Castelló encalla en el Ministerio de Hacienda

9/11/2020 - 

CASTELLÓ. La reforma integral del Caminàs encalla en el Ministerio de Hacienda. El Ayuntamiento de Castelló sigue sin tener noticias respecto a su solicitud para que la remodelación vuelva a ser incluida en los fondos Feder pese a que la instancia, con toda la documentación, se formalizó telemáticamente a principios de año. Fuentes municipales señalan que "no existen novedades", lo que se considera un contratiempo en la hoja de ruta marcada por el Acord de Fadrell, que estas alturas confiaba incluso en haber licitado la obra civil. Al menos, según los tiempos marcados en febrero, cuando el equipo de gobierno desbloqueó la actuación al resolver su conflicto con la Conselleria pagando los más de 17.000 euros por la ocupación temporal y la concesión demanial de la vía pecuaria. 

Aquella disputada técnica imposibilitó impeler el concurso público en 2019. Sin tiempo para culminar los plazos que marca Europa con proyectos cofinanciados, hubo que redistribuir la consignación de 4,2 millones de euros entre la mejora del Camí La Plana y la construcción de carriles bici para no perder la financiación.

De hecho, en el acuerdo de la Junta de Gobierno sobre el abono de los aranceles por la vereda el tripartito afeó al Consell su silencio tras expresarle la "disconformidad [...] a la exigencia del pago de las tasas comunicada a la Conselleria competente" y respecto a la cual no se tuvo "respuesta". Un mutismo, según añadió, que "está produciendo una notable demora sobre la resolución favorable de los expedientes que impide iniciar la contratación de las obras de la vía verde del Caminàs al no contar con la disponibilidad de los terrenos".

La irrupción de la covid-19

Después de sufragar esos cánones, desde el ejecutivo local se aceleró la tramitación ante el Ministerio para asegurar de nuevo la inversión europea, ya que se había conseguido con anterioridad cuando se presentó la reforma por primera vez. Precisamente por ese precedente se trasladó el convencimiento de que en los sucesivos meses habría noticias positivas desde el Gobierno. Con la covid-19, las previsiones se dejaron en stand by al suspenderse los procedimientos administrativos. Sin embargo, una vez se retomaron en junio, el horizonte se fijó en septiembre, siempre pensando en lanzar el concurso público antes de acabar 2020. No obstante, a medida que ha ido avanzando el calendario, ha sido necesario replantear los tiempos, sin que en la actualidad exista una certeza sobre cuándo habrá novedades.

La remodelación integral del Caminàs se presentó en octubre de 2018. El proyecto supone potenciar el uso social de 4,8 kilómetros del vial con la creación de un carril bici y un paseo peatonal entre San Jaime de Fadrell y la Basílica del Lledó. Entre los trabajos programados destaca la mejora de la red de drenaje, la instalación de mobiliario urbano y la colocación de señalización para poner en valor el patrimonio cultural. No en vano, el itinerario aglutina algunas de las ermitas más emblemáticas del municipio. Además de las citadas, cabe señalar San José y San Pedro y San Isidro. El periodo de ejecución estimado ronda los 10 meses con un presupuesto de 4,2 millones de euros.

En este contexto, en abril de 2019 el Ayuntamiento solicitó al Ministerio la financiación para acometer la remodelación. La respuesta afirmativa en mayo de la unidad de gestión Edusi derivó en la validación del proyecto por parte del Fadrell, a la espera de recibir el permiso de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural para poder ocupar la vía pecuaria. Sin embargo, las distintas interpretaciones de la ley autonómica sobre cuál de las dos administraciones debía pagar las tasas originó una pugna política que ralentizó la actuación, hasta el punto que a finales de año el gobierno municipal tuvo que cambiar de planes para no perder la inversión. 

Después de meses de tira y afloja, en febrero de 2020 el Ayuntamiento dio un paso al frente al asumir el coste de esos impuestos. Paralelamente, reemprendió las gestiones con Hacienda con el propósito de obtener una nueva aquiescencia a propósito de la financiación europea. Remitido el proyecto, se trataba de cuestión de tiempo recibir respuesta, una contestación que a día de hoy todavía no se ha producido.

Noticias relacionadas

next